Realeza

Se develó un misterio: la pregunta que indignó a Charlene de Mónaco antes de casarse

Antes de su matrimonio con el príncipe Alberto de Mónaco, un periodista le hizo a la cuñada de Estefanía y Carolina de Mónaco -futura princesa en ese momento-, una pregunta que la hizo enojar mucho. La nadadora sudafricana no ocultó su descontento.

MDZ Sociales
MDZ Sociales martes, 29 de junio de 2021 · 00:40 hs
Se develó un misterio: la pregunta que indignó a Charlene de Mónaco antes de casarse
Charlene, en Sudáfrica. Foto: Instagram @pcmfsouthafrica

Todo el periplo que debió andar para transformarse en princesa no ha sido fácil para Charlene de Mónaco, que está a pocos días de celebrar una década de matrimonio con el príncipe Alberto II.

Más acostumbrada a las competencias profesionales en las piscinas que al protocolo monegasco, el compromiso del príncipe y la plebeya nadadora sudafricana hizo que corrieras ríos de tinta en los diarios, las revistas del corazón y los blogs y páginas de internet, a fines de la década de 2000.

En el muy poco tiempo, apenas meses, Charlene Wittstock tuvo que convertirse en "Su Alteza Serenísima" y lidiar con innumerables notas, comentarios, persecuciones de paparazzis y apariciones en los medios.

El periodista Philippe Delorme escribió un libro sobre la esposa de Alberto, llamado "Charlene et ces drôles de dames de Monaco" -que se traduce como "Charlene y estas divertidas damas de Mónaco"-, cuenta un episodio ocurrido en una entrevista que había molestado mucho a la entonces futura cuñada de Carolina y Estefanía.

Corría el año2010, y en ese entonces el periodista Patrick Poivre d'Arvor le preguntó a Charlene si pensaba en darle rápido un heredero al trono monegasco a su futuro esposo. En tono de broma, pero molesta, ella respondió en ese momento en un francés todavía tímido: "Hagamos una pausa, respiremos".

Posteriormente, la rubia debió soportar numerosos comentarios y opiniones que cuestionaban su capacidad para darle un heredero al príncipe. Afortunadamente, la llegada de los gemelos Jacques y Gabriella en 2014 acalló los chismes y pudo respirar tranquila.

Archivado en