William y Harry: confirman terribles peleas en el entierro de su abuelo Felipe

William y Harry: confirman terribles peleas en el entierro de su abuelo Felipe

Los desacuerdos y discusiones entre los hijos de Lady Di vienen desde hace años atrás, pero durante este encuentro todos eran optimistas y creían que iban a limar asperezas. Sucedió lo contrario: "Se han dicho cosas duras e hirientes", aseguran.

MDZ Sociales

MDZ Sociales

El reencuentro del príncipe William y el príncipe Harry en el funeral de su abuelo, el príncipe Felipe, no puso fin a su ruptura ni fue un paño frío para los desaires.

William y Harry.

En un nuevo artículo para el Daily Mail, Robert Lacey, autor de "Battle of Brothers" y consultor para la serie "The Crown" de Netflix, escribió que aunque algunos esperaban que el funeral "una a los hermanos que están en conflicto en una atmósfera de reflexión", el resultado no fue positivo.

Aunque los hermanos compartieron una breve charla pública fuera de la Capilla de San Jorge, ese día estalló una discusión entre William y Harry "a los pocos minutos de que entraran al castillo y se pusieran fuera de la visión de la cámara", según el historiador real.

"Comenzaron a pelearse de nuevo", agregó. "Allí estaban, mirándose el uno al otro tan ferozmente como siempre", le dijo a Lacey un amigo de la familia. "La rabia y la ira entre esos dos se ha vuelto tan increíblemente profunda. Se han dicho demasiadas cosas duras e hirientes", aseguró Robert.

Lacey además aseguró que los hermanos no tuvieron una conversación familiar con el príncipe Carlos. "No hubo reconciliación, ni reunión fraternal o 'mini cumbre' después del funeral del príncipe Felipe el 17 de abril", escribió Lacey, y luego agregó: "No parece probable que el conflicto entre los dos hijos de Diana divididos amargamente termine pronto".

El cisma entre los hermanos comenzó hace años, cuando William expresó su preocupación por la velocidad a la que avanzaba la relación de Harry con su entonces novia Meghan Markle, antes de su boda en mayo de 2018.

Según los nuevos capítulos del libro de Lacey, las cosas empeoraron nuevamente en octubre de 2018 cuando William se enteró de las acusaciones de los empleados de Meghan, que dijeron que habían sufrido bullying. Cuando las denuncias de intimidación aparecieron por primera vez en The Times en marzo, la oficina de la duquesa de Sussex negó rotundamente las acusaciones y dijo que eran parte de una campaña de difamación contra la duquesa. El palacio, en vez de apoyarla, estableció una investigación independiente, que todavía está "en curso".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?