La adicción contra la que lucha Dani "La Chepi": le pedimos opinión a un profesional

La adicción contra la que lucha Dani "La Chepi": le pedimos opinión a un profesional

La humorista está dejando de fumar y quiere hacerlo junto a sus seguidores. En la nota, charlamos sobre el tema con un profesional para que nos de algunos consejos.

MDZ Sociales

MDZ Sociales

Dani “La Chepi” Viaggiamari es una de las humoristas del momento. Con su estilo desestructurado y sencillo, consigue retratar con su toque las situaciones cotidianas que las personas vivimos a diario. Isabella, su hija de 7 años, es su gran compañera de elenco.

Fuente: Instagram @danilachepi.

Este martes, La Chepi compartió en sus Instagram stories un momento muy especial para ella: “Ya van 28 horas que no fumo y estoy muy bien”. Acto seguido, con el humor que la caracteriza, subió algunos videos en los cuales dejó ver la ansiedad que la situación le produce.

“Yo ya dejé de fumar un año entero. Logré no extrañarlo por un año y con la cuarentena volví a fumar. ¡Error! Me sentí muy frustrada y sentí que le estaba fallando a Isa, porque le prometí que lo iba a dejar”, confesó a sus seguidores.

Fuente: Instagram @danilachepi.

“Tuve muchas charlas con Gabriel Cartañá y me dijo que esto es una adicción”, comentó. Cartañá es un psicólogo que tiene mucho contacto con los medios y ha tratado muchas veces el tema de las adicciones. Entonces, la humorista agregó lo que el profesional le aconsejó en su nuevo intento por dejar el cigarrillo: “¿Pudiste un año? Bueno, ahora te vas a proponer un año y un día”.

Luego de subir varias historias, la humorista incitó a sus seguidores adictos al cigarrillo a charlar con ella y así poder dejarlo juntos "sin mentirse".

Al respecto de las adicciones, Cartañá señaló en una entrevista con La Chepi que “El error de los adictos está en creer que el objeto de mi adicción me causa placer. No. El objeto de mi adicción en realidad no me causa placer, sino que me quita el displacer que siento cuando no tengo la adicción”.

Desde MDZ tuvimos la posibilidad de pedirle al psicólogo especialista en adicciones, Andrés Pithod Sáez que nos explicara un poco sobre el tema. “Hoy en día está desmentido científicamente que el cigarrillo baje la ansiedad. El tema es que estamos acostumbrados a las satisfacciones inmediatas. Por ese lado, sí puede considerarse que baje los niveles de ansiedad. Pero después, el resto de los componentes tóxicos que tiene, como la nicotina, son generadores de la misma”.

“Además de esto, la adicción al cigarrillo se basa mucho en la asociación: existen muchas situaciones que están adheridas a él, como el momento de tomar una cerveza, el terminar de comer, el cigarrillo después del cafecito, etc. Para colmo, los momentos de distensión o relajación, tanto como los de estrés aumentaron con la cuarentena. Para matar el tiempo, ¿qué hago? Me fumo un cigarrillo”, agregó Andrés.

“Estas situaciones van instalándose en el cerebro y van generando patrones de asociación. Entonces, después no puedo tomar una cerveza, tomar un café o estar esperando algo sin que automáticamente el cerebro me dispare las ganas de fumar. Justamente por eso se denominan 'disparadores', pues son situaciones que funcionan como gatillo ante la necesidad de fumar, y generan que lo haga cada vez más”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?