Nicolás Burdisso visitó una bodega top mientras hace su propio vino: ¡hay fotos!

Nicolás Burdisso visitó una bodega top mientras hace su propio vino: ¡hay fotos!

Varios futbolistas han aterrizado en el mundo del vino, y uno de los que más en serio se toma la cuestión es Burdisso, quien junto a su esposa -que es sommelier, comunicadora social y la principal fuerza de "Vinos de Potrero", su marca- vinieron a probar la añada actual y pasearon. ¿A dónde fueron?

Federico Croce

Federico Croce

Nicolás Burdisso y Belén Soler Valle son un matrimonio que se enamoró del vino y de una región mendocina en particular. De hecho Belén es una apasionada de lo vitivinícola, y además de ser sommelier y periodista, se transformó en la manager del proyecto "Vinos de Potrero", que es una realidad desde el año 2010, cuando el matrimonio se hizo de tierras en Gualtallary, uno de los parajes más prometedores del Valle de Uco

Burdisso, Soler Valle y Adrián Manchón, enólogo de Cuvelier de los Andes.

Nico y Belén saben de vinos del viejo mundo, pues por unos diez años han tenido la posibilidad de disfrutar vinos europeos de Francia, España e Italia, por lo menos. Recordemos que una gran porción de la carrera de Nico Burdisso se desarrolló en Italia, en donde si bien su desempeño fue altamente exitoso, cultivó allí el paladar haciendo viajes a diferentes regiones vitivinícolas con su esposa. 

Belén, Nicolás y el enólogo de "Vinos de Potrero"  Bernardo Bossi.

Burdisso y Soler Valle estuvieron catando vinos e interiorizándose en la vendimia 2021 de su proyecto junto a Bernardo Bossi Bonilla, el enólogo; pero también se dieron tiempo de recorrer otras casas vitivinícolas y en este caso se los vio por Cuvelier de los Andes, bodega que se encuentra dentro del predio de Clos de los Siete, en Tunuyán. Allí fueron recibidos por Adrián Manchón -winemaker- y Matías Desanto -Jefe de producción-.  

"Nicolás vino a visitar la bodega junto a su mujer, y a conocer las instalaciones. Le dejó unas botellas de su vino a Adrián Manchón, para que las pruebe, y estuvieron charlando un rato. ¡Muy buena onda, tanto Él como su esposa Belén!", contó a MDZ Desanto.

Nico Burdisso junto a Mati Desanto.

A la hora de hablar de su portfolio, la explicación de la creación de Vinos de Potrero es desde el corazón. "Vinos de Potrero empezó como un tímido sueño, como un ensayo... y hoy es una realidad hecha a nuestra medida, con los patrones de calidad altos, con profesionales amigos, con ganas de seguir aprendiendo, en nuestro lugar en el mundo", explican desde el proyecto.

"Fue construyéndose a partir del año 2008 cuando compramos la primera finca e hicimos nuestro primer vino 2012. En ese momento era una prueba. Queríamos sentirnos cómodos, bien acompañados y seguros", explicaron. "Hoy tenemos vinos elaborados por profesionales que admiramos y queremos, que trasladaron sus conocimientos y sensibilidad a los vinos y sobrepasaron los estándares de calidad que buscábamos. Porque al profesionalismo, al aporte del terroir y la tecnología, le sumaron pasión, afecto y compromiso. Estamos agradecidos y emocionados", explica la pareja.

Burdisso brindando en Gualtallary.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?