Otra Pascua atípica: así pasarán las festividades los royals

Otra Pascua atípica: así pasarán las festividades los royals

Aunque algunos irán a sus residencias de vacaciones, otros tendrán que quedarse en casa para hacer videollamadas.

MDZ Sociales

MDZ Sociales

Al igual que las últimas Navidades, esta Pascua se va a poder definir con un adjetivo en todas las casas reales europeas: diferente. Es que las diferentes familias reales europeas han tenido que adaptarse a los planes del contexto sanitario o directamente no hacerlos.

Por ejemplo, la reina Isabel II y Carlos Gustavo de Suecia prácticamente todos se quedarán en casa y tendrán que tirar de videollamadas para ver a su hijos o nietos al igual que el año pasado. 

Diferente será para la monarca británica, que tiene costumbre de pasar estas fechas en Windsor. Lo único que tampoco este año asistirá a misa en la capilla de San Jorge, a pesar de que ya está vacunada y que los templos están ya abiertos con aforo reducido.

"Isabel no asistirá a esta tradicional misa, a la que siempre le suele acompañar algún miembro de su familia. Porque prefiere evitar aglomeraciones", confirmaron Fuentes oficiales de Buckingham.

Margarita de Dinamarca, por el contrario, pasará una Pascua parecida a la habitual en el castillo de Marselisborg, donde, a excepción del año pasado, siempre suele celebrar estas fechas. Es que ya está vacunada.

La familia real noruega optará tanto pasar sus vacaciones en la llamada Cabaña del Príncipe, en Sikkilsdalen, una propiedad privada de la familia real bastante básica, pero muy protegida tanto de curiosos como de los medios de comunicación, por lo que suele ser la alternativa más frecuente cuando tienen días libres.

Paralelamente está previsto que Guillermo y Máxima no salgan de Huis ten Bosch para evitar polémicas como las de los últimos meses, como cuando se escaparon de vacaciones a Grecia mientras a la población se le había pedido quedarse en casa.

Revista Hola

A su vez, Alberto y Charlène de Mónaco optaron por la finca de Roc Agel para pasar estas vacaciones junto a sus hijos. Es que la corta distancia que hay con el Palacio Grimaldi, donde Alberto tiene su oficina, le permite ir y volver en el caso de que tenga que cumplir con trabajo de despacho o compromisos de agenda, que tampoco son habituales en estas fechas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?