Estupor por el objeto sexual de grueso calibre que apareció en la zona judicial de Mendoza

Estupor por el objeto sexual de grueso calibre que apareció en la zona judicial de Mendoza

Un estimulante juguete erótico de gran tamaño fue hallado en la puerta de un edificio de la reconocida calle del Parque Cívico y los vecinos del lugar quedaron atónitos, al mismo tiempo en que elaboraban diversas teorías sobre su aparición.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Se trata de una zona dominada todas las mañanas por el ajetreo propio de las tareas legales y judiciales. Estudios jurídicos y contables, instituciones públicas y juzgados son los que dominan la calle Pedro Molina de nuestra ciudad, aunque en muchos de los departamentos también se mixturan viviendas familiares, mezcladas entre las oficinas y los cafecitos. 

La monotonía y normalidad de cada jornada fue rota por la voz de alarma de una vecina de uno de esos edificios, ubicado muy cerca del Colegio de Abogados de Mendoza

Alrededor de las 21:30 horas del miércoles 10 de febrero, la señora regresaba a su hogar cuando descubrió un objeto tirado en la puerta de ingreso al edificio "que nunca en su vida había visto".

El consolador hallado.

"No entendía bien lo que era, hasta que me acerqué a analizarlo y quedé estupefacta. Era un miembro viril masculino de dimensiones portentosas", narró la mujer.

"Me impresionó mucho su tamaño, y el nivel de detalle. Lo analicé detenidamente pero sin tocarlo, porque me dio mucha impresión", siguió.

"La verdad es que como aquí hay muchos abogados y profesionales que entran y salen, alerté a todos los que pude porque pensé que podía tratarse de un mensaje mafioso. Llamé a varias vecinas que son amigas, para que juntas decidamos qué hacer. Barajamos llamar a la policía", dijo.

"Una de las residentes del edificio volvió a su departamento, bajó con un spray con alcohol rebajado 70/30 y roció el objeto contundente, para desinfectarlo. Algunas no podían ocultar una risa nerviosa, pero ninguna se atrevía a tocarlo", especificó la mujer. "También pensamos que a alguien se le podía haber caído de algún ataché".

Si bien tomaron fotografías y las enviaron a la redacción de MDZ, la lectora del diario no puedo explicar qué pasó con el consolador encontrado. "Desapareció de golpe, no me di cuenta quién se lo llevó o dónde quedó", cierra el testimonio.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?