Impresionantemente lujoso: el avión privado más caro del mundo está a la venta

Impresionantemente lujoso: el avión privado más caro del mundo está a la venta

La familia real de Qatar sacó a la venta un B747-8 equipados con detalles únicos, un palacio volador gigantesco que puede llevar a 90 pasajeros. Si pudieras, ¿te lo comprarías?

MDZ Sociales

En el mundo cada vez hay menos B747 volando, de hecho el Boeing anunció que dejará de fabricarlos.

La casa real de este pequeño país del Golfo cuenta con una docena de aviones, operado por Qatar Airways, usados exclusivamente por los miembros de la familia y gobernantes de la mayor jerarquía. No hay precio oficial para la venta del B747-8 de la familia real de Qatar, pero tras los cambios realizados en la cabina no bajaría de los 500 millones de euros.

La misma solo voló 1.069 horas y realizó 279 ciclos, o sea operaciones con despegue y aterrizaje. Esto significa un promedio de solo dos horas de vuelo por semana.

Cabe aclarar que en ese período estuvo tres años en las plantas de Amac Aerospace en Basilea, donde se realizaron los trabajos de adaptación de los interiores según los caprichos de sus ricos propietarios.

Se trata de un modelo moderno entre los B747, que suele tener una configuración de 364 asientos, pero en el caso de la aeronave catarí fue adaptada para llevar a un máximo de 89 pasajeros y 14 tripulantes.

Además, el mismo cuenta con dos habitaciones dobles, cada una con su correspondiente baño, que se suman a los nueve lavabos distribuidos en la cabina. Hay cinco cocinas en el piso principal y dos en la parte superior -de la que una es para la tripulación-.

El avión puede llevar a 89 pasajeros, de los que la mayoría pueden sentarse en cómodos asientos diseñados como los de primera clase.

Decorado con detalles dorados, el avión ofrece comodidades pocas veces vista, incluso en los grandes jets privados: 89 asientos tapizados con medidas similares a los de una primera clase y otro sector con plazas de business,  11 televisores de gran formato, reproductores Blue Ray, 33 monitores, barra de bar, varias bibliotecas pequeñas, sofás, dos salas de reuniones, etcétera.

Este no es el primer avión de grandes dimensiones que la familia real catarí quiere vender: en agosto del 2018 una aeronave gemela fue lanzada al mercado, pero no encontró comprador.

Aquel B747-8 fue entregado al gobierno de Turquía, que lo integró con gusto a su flota de once aviones.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?