Holanda en shock: con 16 años, la primogénita de Máxima sirve café en una playa

Holanda en shock: con 16 años, la primogénita de Máxima sirve café en una playa

La opinión pública debate: algunos opinan que una princesa no debe hacer esas tareas, mientras que otros dicen que está perfecto que la joven aprenda el valor de ganar el dinero como cualquier mortal. ¿Qué dicen Guillermo y Máxima?

MDZ Sociales

MDZ Sociales

El rey Guillermo y la reina Máxima de los Países Bajos desde que fueron padres decidieron que sus hijas debían tener una infancia y adolescencia lo más normal posible. En el caso de Amalia, la primogénita y quien heredará el trono, es quizás por esa determinación que no sorprende que la joven de 16 años, tenga un trabajo durante las vacaciones, como muchas chicas de su edad.  

Catalina Amalia con su madre y hermanas.

De acuerdo con la publicación holandesa Story, la princesa está trabajando en un bar que se ubica en la zona de las playas de la costa sur de Holanda. ¿Su tarea principal? Servir café a cientos de turistas que visitan la zona.

Desde fines de junio ya la princesa Amalia fue vista en la zona trabajando, absolutamente sonriente y muy servicial. "Estuve ahí con mi hija. Vimos a la princesa preparando café detrás de la barra. Primero pensamos que no era, pero sí, realmente era ella", comentó una holandesa sorprendida .

La joven royaltie causa sensación, pues es muy querida por el pueblo, y son muchos los clientes del bar que se atreven a preguntarle si es ella. Amalia, con soltura y muy buen humor no tiene ningún problema en confirmar que sí. La gente, además, asegura que la princesa se maneja con destreza y seguridad en el trajín diario.

Debido al estricto protocolo que regula información sobre la familia real, los medios holandeses solo están autorizados a contar el hecho a partir de declaraciones de quienes la hayan visto sin la posibilidad de publicar imágenes porque, dado que no está cumpliendo con ningún compromiso real, la actividad se restringe al ámbito privado de la princesa.

Si bien en los Países Bajos está permitido que los miembros de la corona mezclen su agenda formal con actividades de lucro y distintos trabajos, Amalia se ha transformado en la primera heredera al trono que se inserta en el mercado laboral desde tan joven.

En general la opinión pública ha aplaudido la decisión de la princesa, aunque algunos más conservadores opinan que no es propio de una heredera al trono estar tras la barra de un bar o café

Su prima Eloise trabaja en el ámbito de la restauración, mientras que Máxima, en sus épocas de alumna del Northlands aquí en Argentina, daba clases de inglés y de matemática. Otro ejemplo de trabajo de los Orange es el príncipe Maurits, sobrino de la princesa Beatriz, que también trabajó un tiempo de camarero donde además de ganar plata conoció a su actual mujer, Marilène van den Broek.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?