En busca de fantasmas: lo que dejó la visita a la Mansión Stoppel

En busca de fantasmas: lo que dejó la visita a la Mansión Stoppel

Anoche, Espacio M se metió en uno de los sitios más misteriosos de Mendoza. Conocé las aventuras de dos periodistas frente a una casa imponente, entre sombras, frío y lluvia. Y respondé vos mismo la pregunta: ¿hay fantasmas?

Facundo García

Facundo García

Con un auténtico experimento periodístico, Espacio M -a través de Instagram Live- lanzó este viernes su nuevo segmento, Los Secretos de la Noche. El primer lugar que exploraron Muriel del Barco y Facundo García fue la Mansión Stoppel, señalada por muchos como uno de los sitios más misteriosos de Mendoza.

Hacía frío y una tenue llovizna daba un toque fantasmal a las calles del Centro. Desde las 22, cientos de personas siguieron en vivo el recorrido de los dos periodistas a través de Instagram Live y por medio de las cuentas de MDZ y MDZ Radio. Eso sí: desde el principio hubo algunos imprevistos. Durante los primeros minutos, por ejemplo, la conexión -a pesar de que no había ningún desperfecto técnico- era imposible de establecer. Se veía todo negro. Creer o reventar.

En Emilio Civit 348 está la mansión, que es muy vieja. Se terminó de construir en 1912 y está sobrelevada, es decir que se ubica por encima del nivel del suelo, lo que le da un aspecto imponente. Y hacia allí fue Facundo siguiendo las indicaciones que le daban desde sus teléfonos los espectadores de Espacio M y Muriel.

Según la leyenda, la mansión aloja un fantasma que se llama Luis.

Además de una impresionante colección de arte -el edificio contiene al Museo Carlos Alonso-; la Stoppel aloja, según reza la leyenda, un fantasma que se llama Luis. Ocurre que durante muchos años, desde los 40´ y hasta 1977, habría funcionado ahí el Patronato de Menores, por lo que se rumorea que vivieron entre esos muros muchos niños huérfanos

Luis habría sido uno de esos chicos, y  se dice que murió ahí mismo.

En busca de Luisito, el equipo de Los Secretos de la Noche dejó un caramelo cerca de una escalera del caserón. ¿Por qué? Porque algún guardia reveló hace años que el espectro busca los recodos, las hoquedades del edificio, y allí juega a las escondidas o hace ruiditos. Y si encuentra golosinas, se las lleva.

Muchos le pidieron a Facundo que hiciera silencio para ver si se manifestaba algo: hubo espectadores que escucharon ruidos y hasta sonidos de piano. Otros aseguran que algún picaporte se movió solo

Más de 200 espectadores proponían a dónde ir.

La "expedición" recorrió cada habitación. Las magníficas obras de Alonso estaban ahí. Los sonidos raros también. Sea uno racional o supersticioso, la Mansión -sobre todo en una noche de lluvia- está llena de ecos, maderas que crujen, vidrios que vibran con el viento.

Y entre subidas y bajadas, pedidos, críticas y comentarios, se fue tejiendo la primera experiencia de Los Secretos de la Noche, que saldrá a buscar historias escondidas de Mendoza.

* Los Secretos de la Noche agradece al Gobierno de Mendoza y muy especialmente a las trabajadoras de la Mansión Stoppel por el apoyo y el aporte a la cultura que realizan. Compartimos a continuación una imagen de Mayra y María, dos mujeres que pasan todas las noches resguardando este verdadero tesoro de los mendocinos. 

Mayra y María cuidan de la Stoppel todas las noches.

¿Y vos te animarías entrar? 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?