Así es el castillo en el que la reina Isabel II se refugia y pasa la Navidad en soledad

Así es el castillo en el que la reina Isabel II se refugia y pasa la Navidad en soledad

Se trata de Windsor, el hogar de numerosos monarcas británicos y la segunda residencia real europea de ocupación más antigua tras el Real Alcázar de Sevilla.

MDZ Sociales

MDZ Sociales

Aunque la tradición de la Familia Real inglesa marca que las Navidades se celebren en el castillo de Sandringham, este año fue todo diferente. Es que poco antes de Pascua, la Reina Isabel II decidió retirarse al castillo de Windsor, su residencia oficial los fines de semana. Allí celebró sus 94 años y ahora la Navidad. 

No está sola. Isabel pasa sus días con su esposo, el Duque de Edimburgo y apenas recibe visitas para no ponerse en riesgo de contagio.

¿Cómo es Windsor?

Es uno de los castillos más antiguos de Europa, que data del siglo XI, es residencia oficial del Jefe del Estado británico desde 1837. La misma posee cinco hectáreas de jardines y está enclavada en el condado de Berkshire, a 40 kilómetros de Londres. De hecho, es una de las residencias más emblemáticas de la realeza británica.

Posee un estilo medieval, combinado con detalles georgianos y victorianos. A su vez, su bodega guarda 18.000 botellas.

Allí, también, se casaron numerosos miembros de la Familia Real, como: los Condes de Wessex Eduardo y Sophie Rhys-Jones, su hermana la princesa Margarita con Anthony Amstrong-Jones, su hijo Carlos con Camilla o Harry y Meghan, entre otros. A su vez, es el escenario de fiestas y reuniones.

Por otro lado, en esta casa de fin de semana, la Reina solía disfrutar los fines de semana montando a caballo y visitando las caballerizas, que albergan algunos de los ejemplares más queridos para ella.

Allí residieron la Reina Victoria y Jorge V, abuelo de Isabel II. Es más, se dice que la tradición del té de las cinco se inventó aquí, en 1841, por la duquesa de Bedford, para apaciguar su nerviosismo entre el almuerzo y la cena.

Pero, lo más curioso es que el último año en el que Windsor fue escenario de unas navidades fue en 1987. Diana de Gales apareció allí vestida con un icónico abrigo amarillo de cuadros.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?