Lady Di y el vestido de la venganza: ¿Harías lo que hizo la princesa más amada de Inglaterra?

Lady Di y el vestido de la venganza: ¿Harías lo que hizo la princesa más amada de Inglaterra?

Se trata de una decisión que tomó Diana y que aun hoy aplauden muchas mujeres en el mundo. Desde ese momento, el vestido se volvió icónico e incluso ha sido homenajeado por otros diseñadores.

MDZ Sociales

MDZ Sociales

La princesa Diana es un ícono de estilo, y ningún atuendo fue tan popular como su "vestido de la venganza".

En junio de 1994, Diana asistió a una gala en la Serpentine Gallery de Londres con un vestido negro entallado con hombros descubiertos, un dobladillo asimétrico y una cola de gasa que flotaba con el viento. El conjunto era absolutamente revelador y escandalizó a muchos miembros de la nobleza del Reino Unido, pues era por lo menos inusual que un miembro de la familia real -que se caracterizaba por los protocolos y una gran sobriedad- muestre tanta piel.

Sin embargo, el vestido en cuestión pasó a la historia y acaparó titulares en el mundo entero porque Lady Di usó el llamativo atuendo la misma noche en que el príncipe Carlos confesó en la televisión nacional que le había sido infiel. En un documental de ITV que se emitió un año y medio después de la separación de la pareja, el hijo mayor y heredero de la reina Isabel dijo que se mantuvo fiel a Diana "hasta que el matrimonio se rompió irremediablemente", con esa frase confirmó los rumores de su romance con su ahora esposa, Camilla Parker-Bowles.

"Es algo profundamente lamentable que suceda, pero sucede, y desafortunadamente en este caso, sucedió", dijo Charles. "A nivel humano para Diana, imaginemos lo molesto que debe haber sido no solo escuchar eso, sino saber que ahora el mundo entero lo confirma y hablará del tema, quedando como una mujer engañada frente a todos, siendo escrachada en TV. Realmente, Carlos sacó a la luz algunos trapos sucios serios", explicó una editora de People, en "Diana Diaries".

"Frente a la confesión del príncipe de Gales, muchos pensamos que para Diana seria demasiado, que se derrumbaría, y que se encerraría tratando de evitar las cámaras, manteniéndose fuera del centro de atención, para dejar pasar la tormenta. Sin embargo, lejos estuvo ella de hacer algo así", siguió diciendo la periodista.

Diana no solamente mantuvo su decisión de asistir a la gala organizada por Vanity Fair, sino que, como sabía que todos los ojos iban a estar puestos en ella, en lugar de emitir una declaración decidió, con su actitud y su look, contestarle a Carlos y al mundo. "No tuvo que decir nada con palabras. Fue una respuesta a través de la moda: ese vestido se convirtió en su mensaje claro para Charles, anunciándole que ella ya estaba más allá de Él y que seguía deslumbrante, como siempre", aseguró Brittany Talarico, otra de las editoras de People.

De hecho, cambió los planes en cuanto a su atuendo. Diana había planeado inicialmente usar un vestido muy elegante y recatado de Valentino para el evento, pero cuando supo de la declaración de Carlos, hizo un cambio de último minuto al famoso modelo negro de la diseñadora Christina Stambolian que había estado en su armario durante tres años. "Decidió que iba a contraatacar, y lo hizo con un vestido que previamente había rechazado por ser catalogado como "too much", dijo William Ivey Long, diseñador de vestuario del musical de Broadway Diana.

Tres años más tarde, Diana subastó el ya famoso "vestido de la venganza" junto con más ropa suya. Se vendió por 65 mil dólares, y el dinero benefició a organizaciones benéficas relacionadas con el cáncer y el SIDA.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?