La Reina Máxima de Holanda solemne, de negro, pero en un salón vibrante: ¿Qué hacía?

La Reina Máxima de Holanda solemne, de negro, pero en un salón vibrante: ¿Qué hacía?

Algunos periodistas se refieren a la soberana de los Países Bajos con este mote, debido a la nutrida agenda que atiende manteniendo reuniones virtuales desde el escritorio. Pero para la última, decidió cambiar de lugar. En la nota te mostramos y te contamos los detalles.

MDZ Sociales

MDZ Sociales

La reina Máxima, en su función de integrante de la ONU y como capacitadora en determinados temas, pronunció el discurso de apertura virtual #unsgsa en la Cumbre de Mujeres Líderes #ASEAN en Vietnam.

Entre otros temas, la Reina de los Países Bajos destacó la importancia de que todas las personas puedan llegar a un buen acceso y uso de los servicios financieros, pues con ello lograrán tener mejores oportunidades de desarrollo económico.

Una de las afirmaciones que realizó la monarca de Holanda fue que la actual crisis del coronavirus ha mostrado que las finanzas inclusivas son un instrumento importante para amortiguar el impacto socioeconómico. Según el Global Findex del Banco Mundial más reciente (2017), en muchos países de la ASEAN, menos del 50% de la población tiene una cuenta en una institución financiera formal.

Una reina "oficinista"

Máxima ha sido una de las integrantes de la monarquía europea que más se ha mostrado durante esta situación sin precedentes que tiene que ver con la pandemia de coronavirus. Se volvió familiar con Zoom, Meet, y no ha cesado de mantener encuentros y reuniones virtuales. 

La mayoría de las reuniones que mantuvo, las realizó desde su propia oficina, ubicada en el palacio Huis Ten Bosch, pero para esta reunión de la ONU se decantó por una sala que utilizaba siempre la reina Beatriz, madre de su esposo y quien abdicó en el año 2013, el rey Guillermo Alejandro; y que hacía tiempo que no se veía.

El cuarto elegido ya se veía rebosante de luz y claridad, pero en vez de las tendencias contemporáneas y minimalistas de decoración a las que tiende Máxima, en él puede constatarse el estilo más royaltie y tradicional de su suegra, conservando la tipicidad de los salones reales de antaño. 

Detalles como la magnífica lámpara del techo, tres impresionantes obras pictóricas de reconocidos artistas de Holanda del siglo XVII presiden las paredes de la sala, y  exquisitos candelabros completan las escena.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?