Ostentosa y extravagante: así vive la hija menos reconocida de Trump

Ostentosa y extravagante: así vive la hija menos reconocida de Trump

Se trata de Tiffany Trump de tan solo 27 años acompaña al Presidencia de los Estados Unidos durante las elecciones se celebrarán el próximo 3 de noviembre.

MDZ Sociales

MDZ Sociales

Tiffany es la cuarta hija de Donald Trump (74), pero es la menos reconocida por el padre. De hecho es la primera abogada de la familia.

La madre de Tiffany Trump es Marla Maples (57), hija de Lura Ann Locklear –modelo y ama de casa– y de Stanley Edward Maples, agente inmobiliario. Marla fue Miss Georgia en 1984, ha participado en algunas películas como Richie Rich: White Christmas y Loving Annabelle, y en 1991 fue invitada al WWE Wrestlemania y se encargó del cronómetro en el combate entre Hulk Hogan y el poseedor del título mundial, Sgt. Slaughter. Marla y Donald Trump se conocieron en 1989 mientras caminaban por Madison Avenue en Nueva York cuando él acababa de divorciarse de su primera esposa, Ivana. Salieron durante varios años y en octubre de 1993, en West Palm Beach (Florida) nacía Tiffany, cuarta hija para el magnate que ya tenía a Donald Jr, Ivanka y Eric.

Según cuentan los medios de comunicación americanos, Tiffany visitó Harvard y Columbia, pero finalmente optó por la Universidad de Pensilvania. Allí obtuvo una doble licenciatura en Sociología y Estudios Urbanos con especialización en Derecho, y cuentan que durante esos años vivía con una paga de 500 euros al mes que le proporcionaba su padre. Una vez terminados sus estudios en 2016, Tiffany se inscribió en la Universidad de Georgetown, en Washington, donde también estudiaron sus hermanastros Ivanka y Donald, o rostros tan conocidos como el rey Felipe VI o el actor Bradley Cooper. Allí se graduó en Derecho en mayo de este año. “Felicidades a mi hija, Tiffany, por graduarse en la escuela de Derecho de Georgetown. 

Pero, sus allegados cuentan que durante sus años en Georgetown, Tiffany sufrió el rechazo por parte de muchos de sus compañeros. 

 “Siempre saca la mejor versión de mí. Su pasión por la excelencia es contagiosa. Es un hombre amigable, considerado y divertido. Le quiero con todo mi corazón”, dijo. “Siempre he tenido los pies en la tierra. La gente no lo cree por ser quién soy, pero siempre he sido educada con muchos principios por parte de mis padres. Quiero que se me dé la oportunidad de crecer y ser simplemente Tiffany, no Tiffany Trump”, confesó.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?