Los adultos mayores, más motivados que los adolescentes

Los adultos mayores fueron los primeros en votar. A pesar de no estar obligados, muchos acudieron. 

Angie Tonelli

Los adultos mayores concurrieron desde temprano

Los adultos mayores fueron los más atentos a las elecciones durante la mañana. Con su experiencia y también con mucha voluntad se acercan a las urnas mientras estas permanecían casi vacías. Los jóvenes, por su parte, brillaban por su ausencia.

Son muchos los que, sin tener la obligación de votar por tener más de 70 años, se han acercaron desde temprano a las urnas. Ellos lo hacen por considerarlo “un deber cívico”.

Luz María tiene 84 años y cree que su voto “es muy importante”. No cree que su voto haga demasiada diferencia pero suma “gota a gota se rebalsa un vaso”.

Los adultos mayores no están obligados, pero votan

No todos ellos tienen el camino fácil hasta las urnas, es el de Ricardo, un abogado de 78 años que por una operación en su rodilla tiene dificultades para caminar. Hasta el cuarto oscuro lo acompaña esposa. A pesar de su dificultad se acerca a cumplir con su voto porque lo considera un “deber cívico”.

Ellos van convencidos, con el voto elegido desde temprano. “Lo tengo bien pensadito siempre” dice una de estas señoras. A pesar de su esfuerzo y de tener a un candidato entre sus preferidos, algunos creen que estas elecciones son en vano, y que la elección de los candidatos para las elecciones generales deberían hacerla los mismos partidos. Es el caso de Hortencia que cree que “nos están tonteando, nos hacen creer que con las PASO elegimos más”. “Es una forma malinterpretada de la democracia” finaliza.

Sin embargo, todos coincidieron en que esta es la oportunidad para poner sobre la mesa sus intereses. Emitir el voto es una forma de cambiar o continuar con un gobierno, de mostrar su conformidad o no con una gestión. “La gente tiene que dar su opinión y después no quejarse de lo que tenga como gobierno” sentenció Luz María.

Los jóvenes de 16 y 17 ¿deberían votar?

Estas personas, cargadas con su sabiduría difieren a la hora de hablar sobre la posibilidad que tienen los adolescentes de ir a votar o no hacerlo. Algunos consideran que deberían sufragar, mientras otros argumentan que los menores no están lo suficientemente informados.

Ricardo cree que los jóvenes de 16 y 17 años que tienen la opción de ir a votar deben sufragar porque al hacerlo “se aprende”. Mientras que una de sus pares cree que en realidad, “la gente joven se deja llevar” y emite el voto sin pensarlo en detalle. “Es raro, porque por ejemplo a esa edad no los dejan manejar, pero si votar” concluye.

Los ciudadanos acumulan experiencia con los años y como es lógico con ellos conocen más gestiones de gobierno. Es por esto que para los mayores su voto es más comprometido. “Con 80 años uno conoce los bueyes con los que ara”, reconoce Hortencia. 

Enojado

Mientras Marta le contaba a MDZ que le “encanta venir a votar”, un adulto se retiró ofuscado de las urnas. “Odio a los argentinos por tener que votar” sentenció. Mientras que esta ama de casa conviene que “este hombre está loco” por no querer hacerlo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?