La foto de los "tres gobernadores", el proyecto visual de Cambia Mendoza para el cuarto oscuro

La foto de los "tres gobernadores", el proyecto visual de Cambia Mendoza para el cuarto oscuro

El oficialismo tiene a tres gobernadores como candidatos. Y el suplente podría estar en la foto para generar impacto. Santa Fe ya lo hizo.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

Las candidaturas de Alfredo Cornejo y Julio Cobos eran casi cantadas. Pero la aparición de Rodolfo Suarez en las boletas fue la sorpresa. Cambia Mendoza, en realidad el radicalismo, busca poner en juego "todo el potencial electoral" que cree tener; sin arriesgar nada y sin innovar. "Esa foto es tremenda", decían en el cierre de lista. Y no era una frase retórica: quieren que la imagen de los tres gobernadores sea el eje de la campaña e incluso podría tener un protagonismo inusitado en las boletas. 

No es una idea tan original, pues el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, ya le ganó de mano: también es candidato a senador suplente y en las boletas figura con un protagonismo visual poco común. Esa provincia comparte con Mendoza que los gobernadores no pueden ser reelectos. 

Omar Perotti hizo lo mismo que Suarez: será candidato suplente. 

El proyecto de poder gestado por Alfredo Cornejo tiene como objetivo "cuantitativo" llegar a que haya al menos tres gobernadores radicales sucesivos, un hito que desde el regreso de la democracia no ocurrió. Suarez es el quinto gobernador radical, pero nunca hubo tres sucesivos. Roberto Iglesias fue el primero en lograr la sucesión. Y es el gran ausente de la "lista de los gobernadores" que armó el radicalismo. 

La candidatura suplente de Suarez fue cuestionada judicialmente por el frente Vamos Mendocinos; reclamo encabezado por el PD. En realidad la discusión pasará a futuro más por la pertinencia política, que por la legalidad. Y, también, por quién deberá tomar las decisiones: el cuestionado juez Walter Bento. La presentación de los demócratas apunta a la lectura lineal de la Constitución de Mendoza, que en su artículo 115 prohíbe que el Gobernador sea electo senador nacional. Se trata del mismo artículo que impide la reelección y también el nepotismo en el cargo. Para ellos es una norma válida y vigente, a pesar de que hay otro punto difícil de soslayar: quien impone las condiciones para ejercer un cargo nacional es la Constitución Nacional, norma de orden superior. Justamente la Carta Magna no impone ninguna restricción.

El oficialismo ya presentó una defensa interna ante una impugnación que hubo a la candidatura de Suarez; defensa que seguramente será emulada en la que se presente ante la Justicia Electoral nacional. Allí hacen hincapié en cómo la Constitución Nacional es el paraguas legal que rige, pero apuntan también a la caducidad de esa parte del artículo 115. Incluso poniendo en contexto el momento en que se agregó: durante la convención constituyente de 1916 el tema no tenía unanimidad y fue un intento de acotar el poder de Emilio Civit. Citan, incluso, la oposición que presentó Julián Barraquero a la prohibición. A los senadores los elegía la Legislatura y la intención era que el gobernador no presionara a la Casa de las Leyes para imponer su propio nombre. El artículo no tiene contradicción semántica; pues la Constitución provincial habla de que no puede ser "electo" (se puede entender cualquier método).

Pero puede que sí sea nulo por la supremacía de la Constitución. Ante la duda, la Justicia Electoral nacional tiene una máxima y es garantizar al extremo el derecho de elegir y ser elegido; una de las bases de la democracia. Por lo mismo también es difícil que prospere alguna presentación contra las lista colectoras; si es que la hay. 

La denuncia contra Suarez tiene más impacto político que jurídico. Así como Suarez usará su figura para hacer campaña, la oposición buscará sobreexponer la situación como debilidad ética. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?