El brusco giro de Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal para no perder el voto anti K

El brusco giro de Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal para no perder el voto anti K

Ante el deterioro en las encuestas que marcan un repunte de Ricardo López Murphy y Javier Milei en la Ciudad de Buenos Aires, el jefe de Gobierno porteño y la exgobernadora bonaerense pactaron una nueva tregua con el sector duro del macrismo para hacer campaña.

MDZ Política

MDZ Política

Aunque la mayor atención está puesta en las internas de la provincia de Buenos Aires por lo que significa a nivel nacional, en Juntos por el Cambio tampoco pierden pisada sobre lo que sucede en la Ciudad de Buenos Aires, donde Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal tuvieron que readaptar su estrategia para intentar garantizar una holgada victoria frente al avance de su principal rival en las PASO, Ricardo López Murphy, y el libertario Javier Milei, que amenazan con quitarles porciones del electorado anti K.

Tradicionalmente de línea moderada y dialoguista, Rodríguez Larreta y Vidal siempre apostaron en sus discursos a la no confrontación directa y a la apuesta de la conciliación y el consenso político social, lo que en cierta medida los favoreció entre quienes son más reacios a votar el macrismo en las elecciones. Sin embargo, en estos últimos días y en sintonía con la campaña, ambos comenzaron a mostrarse más confrontativos y críticos con la gestión de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

"Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Diego Santilli han llegado a la conclusión que están teniendo inconvenientes en las encuestas, porque los cambios de domicilio no terminaron de caer del todo bien en el electorado más duro", explicó el periodista Beto Valdez en el programa Somos Nosotros, del canal LN+, en alusión al traspaso de jurisdicciones entre Vidal y Santilli como precandidatos en la Ciudad y Provincia de Buenos Aires, respectivamente.

Tanto Horacio Rodríguez Larreta como María Eugenia Vidal miran con preocupación las encuestas.

Este deterioro en los sondeos de opinión, que termina favoreciendo a López Murphy y Milei, obligó a reacomodar la estrategia de campaña en el macrismo. "Horacio Rodríguez Larreta llegó a un principio de acuerdo en el PRO para que empiecen a jugar los halcones: hemos visto a Patricia Bullrich con Santilli y María Eugenia Vidal, y ahora se viene el desembarco del expresidente Mauricio Macri recorriendo fundamentalmente la Ciudad de Buenos Aires con la exgobernadora", detalló el columnista de MDZ.

"Fue acordado porque consideran a Macri y Bullrich como indispensables para contrarrestar el crecimiento de Ricardo López Murphy y Javier Milei en la Ciudad", añadió.

Sin embargo, la irrupción de Macri en la campaña despierta ciertas resistencias, especialmente en el radicalismo. De hecho, Alfredo Cornejo fue uno de los que expresó su malestar por el regreso al ruedo político del expresidente, acusándolo de ser "funcional al kirchnerismo" si se sumaba a las recorridas habituales del macrismo. Aunque también hay pie para otra lectura: la preocupación de la UCR por su fuerte retroceso en la Ciudad de Buenos Aires, donde el acuerdo entre Larreta y Martín Lousteau disgregó al radicalismo entre las listas de Vidal (donde va como segundo el economista Martín Tetaz) y la del grupo rebelde encabezado por Adolfo Rubinstein y Luis Brandoni.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?