Así se mueven las fichas en el escenario electoral de La Matanza, "la quinta provincia del país"

Así se mueven las fichas en el escenario electoral de La Matanza, "la quinta provincia del país"

El bastión histórico del peronismo en el Gran Buenos Aires, La Matanza, es un hervidero político. El intendente Fernando Espinoza está sitiado por diferentes sectores del Frente de Todos, La Cámpora, Sergio Berni y el Movimiento Evita. También hay una interna atractiva en Juntos por el Cambio.

Beto Valdez

Beto Valdez

La Matanza es tradicionalmente la fortaleza invencible del peronismo desde 1983. Actualmente tiene alrededor de 2.500.000 habitantes, por eso se la llama la quinta provincia del país. Sin embargo su padrón es menos de la mitad de la población: 1.200.000 electores. Son muchísimos votantes. Pero evidentemente está por abajo de la media del promedio en el Gran Buenos Aires

Solo 4 de 10 matanceros votan en el distrito pero se calcula que entre 300.000 y 500.000 habitantes van a votar a otras jurisdicciones”, dice un puntero territorial. El dato interesante es que el intendente Fernando Espinoza gana el distrito con 500.000 votos. “No es invencible y está pasando por su peor momento con la sociedad”, agrega un referente opositor. 

El jefe comunal pretendía en 2019 sacar el 80% de los votos y luego desembarcar en el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. Finalmente se quedó en el municipio y su figura se viene desgastando por una mala gestión y la interna dentro del Frente de Todos.

Además, ha tenido roces con los curas villeros y el obispo de San Justo, Eduardo García, referenciados en el Papa Francisco y su opción preferencial por los pobres. Los sacerdotes fueron acusados de alentar las tomas de tierras y uno de ellos, Nicolás Angelotti, sufrió el año pasado un robo con características de apriete mafioso. En La Matanza lo que avanza es la pobreza, 65 mil familias más que en el año pasado solicitaron cupos en comedores escolares, algo que preocupa mucho a la Iglesia, además del crecimiento del narcomenudeo vinculado a ciertos sectores políticos. 

Emilio Pérsico, líder del Movimiento Evita y secretario de Economía Social del Gobierno nacional

Espinoza tiene varios frentes abiertos dentro del FTD. Máximo Kirchner respalda al presidente del bloque de diputados provinciales, Facundo Tignanelli. El camporismo quiere lugar en la lista de concejales o ir a una PASO. También Sergio Berni se la ha metido en el distrito a través de la diputada provincial María Laura Ramírez, exaliada del alcalde. Y como si le faltara algo más se mudo a Isidro Casanova el líder del Movimiento Evita y secretario de Economía Social del Gobierno nacional, Emilio Pérsico. Compro la casa de Mario Firmenich y se instalo en la “quinta provincia”. 

Pérsico y su esposa, la diputada provincial Patricia Cubría, jefa del Evita matancero reclaman “una oxigenación de la política” en el distrito. Armaron junto al secretario general de la UOCRA, Heraldo Cayuqueo, y el titular del Centro de Comerciantes de San Justo, Daniel Dauria, el Frente Vecinal de La Matanza que busca ir a las PASO con lista propia dentro del Frente de Todos.         

Evidentemente la estrategia de varios sectores es condicionar a Espinoza para que abra el juego en el armado electoral local. Sus propios referentes también reclaman lugares. Se esperan heridos.

Mientas tanto, en Juntos por el Cambio aguardan con ansiedad las negociaciones previas a las PASO. Claramente hay dos sectores en pugna. El exministro de Educación, Alejandro Finochiaro, decidido a jugar con Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli, sin mucha inserción territorial pero excelente llegada a la conducción del PRO y presencia mediática. Finochiaro intentará colar en la lista de diputados nacionales o en la nómina de legisladores provinciales de la Tercera. 

En la vereda de enfrente aparece el concejal Eduardo “Lalo” Creus, titular de la organización Identidad Vecinal, una ONG con fuerte presencia en los barrios más populosos de La Matanza. Creus está alineado con Joaquín De la Torre y Jorge Macri y su obsesión es terminar con la hegemonía del PJ en La Matanza. Podría ser candidato a diputado provincial en el armado de Macri o Manes. Apunta a trabajar fuerte en San Justo y González Catán donde se concentra el 40% del padrón de La Matanza.

Por último, el lavagnismo se alinea ahora con la candidatura de Florencio Randazzo y tiene dos referentes de origen peronista para pelear la lista de concejales. El ex concejal Adrian Verdini, muy allegado al empresario matancero Alberto Pierri y muchas veces funcional a Espinoza y el dirigente peronista Abraham “Toto” Delgado, socio histórico del alcalde. No se sabe bien si está movida se va a poner en marcha y a quien le sacará votos.   

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?