Gildo Insfrán complicado: comercios abiertos y protestas en Formosa

Gildo Insfrán complicado: comercios abiertos y protestas en Formosa

El gobierno del peronista Gildo Insfrán vive desde hace días un clima de tensión a raíz de una serie de medidas autoritarias como el aislamiento obligatorio y a la fuerza y la vuelta a Fase 1. La sociedad mantiene las protestas y se resiste al cierre del comercio.

MDZ Política

MDZ Política

El gobierno del peronista formoseño, Gildo Insfrán, quien es gobernador desde 1995, vive momentos de extrema tensión para la gestión que desde hace años consideran como intocable. Luego de que el presidente Alberto Fernández le soltara la mano y le quitara apoyo en medio de la brutal represión que el formoseño lleva adelante contra la sociedad formoseña, Insfrán comienza a verse cada vez más complicado.

Las protestas se mantienen en las calles, con cacerolas, banderas, carteles de repudio; los comercios se mantienen abiertos como un símbolo de desacato ante la medida autoritaria de volver a la Fase 1 y estancar la economía provincial sin atender a los parámetros más flexibles que llevan adelante, por ejemplo, otras provincias aledañas a Formosa.

Durante la insípida visita que hizo el presidente Alberto Fernández a Mendoza, dijo que la situación de Formosa lo "mantenía preocupado por la violencia institucional que está quedando evidenciada". Era de suponer, dado que la visibilidad que adquirió la represión en Formosa circuló por todos los medios nacionales y las imágenes son irrefutables. De modo que el presidente optó por quitarle apoyo a quien meses antes había señalado como el gobernador ejemplar, como el paladín del peronismo.

Ahora, la situación de Formosa se complica todavía más. Si comenzó con el aislamiento autoritario de personas con posible covid y siguió con el arresto a concejalas que intentaron pedir la liberación de esas personas aisladas sin fundamento, ya que los test les salían negativos o directamente no se los hacían, y luego se incrementó con la represión que realizaron hace días y de la que resultaron heridas un montón de personas y otras quedaron detenidas, ahora un periodista sumó un testimonió crudo de la realidad que vie la provincia.

El periodista Maximiliano Galarza, quien trabaja en radio Fantasía, contó que fue agredido a golpes por un grupo de policías y afirmó que lo ocurrido fue “una cacería”.

“Me tiraron 14 perdigones, de una distancia de 3 o 4 metros”, afirmó el hombre de 39 años en diálogo con radio Mitre . “Tengo marcas en el pecho y en el brazo. Salieron a reprimir, a cazar a la gente, era una cacería, un grupo de policías con pistolas de goma que salió a disparar ”.

“Hay personas con el estómago marcado por los tubos de los gases lacrimógenos. No tiraban gas para dispersar ”, sino al cuerpo, agregó Galarza.

“Me pegaron en la cara, en el estómago en los testículos, me apretaron el cuello. Me llevaron a la comisaria 3, me volvieron a pegar hasta que me dejaron en una celda ”, agregó.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?