Asalto al camión blindado: juzgan a uno de los presuntos asesinos del policía

Asalto al camión blindado: juzgan a uno de los presuntos asesinos del policía

Este lunes comenzó el segundo juicio por el crimen de un policía ocurrido durante el asalto a un camión de caudales ocurrido en 2008. Por el hecho ya fueron condenados a la pena máxima dos hombres, uno de ellos un expolicía. Todos los detalles del caso.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

A 13 años del crimen del policía Eduardo Correa (42) durante el asalto a un camión blindado de caudales estacionado en una universidad mendocina, este lunes comenzó el segundo juicio que tiene a un único imputado. El hombre permanecía prófugo desde 2011, y en caso de ser hallado culpable, podría ser condenado a la pena máxima.

El 1 de septiembre del 2008, un grupo de delincuentes llegó al estacionamiento de la Universidad Juan Agustín Maza, en Guaymallén, con la intención de asaltar el camión de caudales. Ese día habían suspendido las clases debido a un fuerte viento Zonda.

Correa, la víctima del asalto

Los ladrones llegaron en tres vehículos y con una logística planificada, intentaron asaltar el camión.  En ese momento se enfrentaron a los tiros con los policías que lo custodiaban. Como consecuencia de la balacera, Correa recibió diez disparos y murió en el lugar. Su compañera fue herida, al igual que uno de los delincuentes.

Los maleantes escaparon rápidamente sin robar nada. En la huida dejaron abandonado un auto y un Nextel, a nombre de uno de ellos.

El juicio

A pocos días del hecho, la Policía detuvo a una docena de sospechosos, pero solo dos llegaron a juicio. Se trata del expolicía Víctor Vargas Cabello (47), dueño del Nextel y Darío Cantos (33), quien fue apresado en el hospital donde se encontraba internado tras recibir un disparo en el asalto. Ambos fueron condenados a perpetua en el 2011.

En ese momento, también fue apresado Víctor Manuel García, pero el juez consideró que las pruebas en su contra no eran suficientes y quedó en libertad. El fiscal de la causa de ese momento apeló y la Corte le dio la razón. Cuando ordenaron nuevamente la captura, García no fue encontrado. 

Finalmente en diciembre del 2020 fue apresado e imputado por homicidio criminis causa. A nueve meses de su detención, arrancó el juicio por jurados en su contra que podría condenarlo a perpetua y de esta manera cerrar la causa que tuvo su trágico inicio hace 13 años. Esta vez serán 12 mendocinos quienes decidan el futuro de García.

Guzzo, jefe de la fiscalía de Homicidios.

Este lunes se realizaron los alegatos de apertura, a cargo de los fiscales Claudia Ríos y Fernando Guzzo. Mientras que la defensa está en manos de Mariano Servente y Mauricio Cardello. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?