Giro total en la investigación sobre la muerte del presidente de Haití

Giro total en la investigación sobre la muerte del presidente de Haití

Un fiscal pidió investigar a una de las mayores autoridades del país caribeño, tras detectar que se comunicó varias veces con los organizadores del magnicidio. Cómo seguirá el caso que conmovió al continente.

Facundo García

Facundo García

El crimen no es un fenómeno que se restrinja a los barrios menos favorecidos: a veces toca también a las cimas del poder. Así parece demostrarlo el caso del asesinato del presidente de Haití Jovenel Moise, acribillado a tiros en su residencia el pasado 7 de julio. Este martes, el fiscal Bel-Ford Claude apuntó contra el primer ministro del país como uno de los principales acusados del salvaje homicidio.

El magistrado sostiene que el primer ministro Ariel Henry se comunicó dos veces con uno de los sujetos que habrían organizado el ataque, Joseph Felix Badio, con quien habría conversado algunas horas después del hecho de sangre. A partir de esos datos, la Justicia comenzará a investigar qué rol tuvo Henry en el magnicidio. Se espera que el juez de instrucción Garry Orélien concrete la imputación en breve. 

Henry, primer ministro de Haití.

Desde las calles

"El clima político está muy enrarecido (...) Evidentemente aquí hay una interna muy fuerte: hay dos sectores claramente marcados para enfrentarse en las próximas elecciones de noviembre, que irán asociadas también a un referéndum constitucional", cuenta en diálogo con este diario Oscar Martínez, un argentino que vive y trabaja en tierras haitianas.

"Por un lado -amplía Martínez- tenés a los ex seguidores de Jovenel dentro del Partido Haitiano Tèt Kale (PHTK), y por otro lado a los que siguen a las figuras fundadoras de esa agrupación. Además, se multiplican elementos de inestabilidad. Días atrás encarcelaron, por ejemplo, a una miembro de la Corte Suprema con muy pocas pruebas, bajo la acusación de haber conspirado para asesinar a Jovenel; y hay otros presos, como ciertos miembros de la guardia presidencial y uno de los jefes de la Policía de la capital".

Las bandas armadas están a la espera de nuevos padrinazgos

Oscar agrega que, según ha podido averiguar, hay una injerencia creciente por parte del EE.UU. "Y no hay verdadera claridad acerca de quién o quiénes asesinaron a Jovenel", admite. En cuanto a las elecciones que se vienen, aclara que "serán comicios tutelados por el Consejo de Seguridad de la ONU, con autoridades electorales nombradas de dedo y con sectores proscriptos, lo que se añade a nuevos enfrentamientos entre bandas armadas, que esperan ver qué pasa para buscar nuevos padrinazgos".  

En la cárcel

Actualmente hay 44 personas detenidas por el crimen, entre ellas 18 colombianos. Se los sindica como parte del grupo comando que atravesó todas las barreras de seguridad, ingresó a la casa presidencial y disparó contra Moise -que falleció- y su esposa, quien debió abandonar el país en grave estado. 

Varios colombianos fueron detenidos, bajo la sospecha de haber participado del ataque.

Y ahora el fiscal requirió que no se le permita al primer ministro Henry abandonar el país "por graves sospechas de asesinato". La semana pasada lo había citado a declarar para hacerle algunas preguntas sobre estas presuntas llamadas comprometedoras, pero el aludido prefirió no asistir.  “Ninguna distracción, ninguna citación o invitación, ninguna maniobra, ninguna amenaza, ninguna lucha de retaguardia ni ninguna agresión me distraerá de mi misión”, opinó el primer ministro el fin de semana.

¿Con quién se supone que habló Henry cuando el cadáver del presidente Moise estaba todavía tibio? Joseph Felix Badio es un exfuncionario del Ministerio de Justicia de Haití que tiene contactos con sectores de inteligencia. De acuerdo con las acusaciones, habría sido él quien dio la orden de ultimar al mandatario en su casa de Puerto Príncipe. Asimismo, se habrían dado reuniones entre los elementos del grupo comando y la empresa CTU Security Services, apuntada como parte de la trama magnicida. Sorprende que, a horas del ataque, Badio conversara con el primer ministro Henry. 

El requerimiento para que Henry no pueda salir de Haití.
  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?