Investigan si el joven que se electrocutó en San Martín era un ladrón

Investigan si el joven que se electrocutó en San Martín era un ladrón

Esta madrugada, un joven de 24 años se quemó con electricidad. Si bien al principio se dijo que estaba reparando una bomba de agua, la hipótesis más firme ahora es que quería robarse un transformador y tocó algo que no debía. El acusado se encuentra internado, muy herido y con custodia policial.

Facundo García

Facundo García

Al principio se dijo que el joven de 24 años, cuyas iniciales son A.L., estaba reparando una bomba de agua en calle Los Charabones y el carril Las Colinas (San Martín) y que un accidente eléctrico le había causado graves lesiones. Pero, ¿durante la madrugada? Era extraño. Por eso la principal hipótesis que maneja el Ministerio Público Fiscal es que el joven que se quemó este miércoles pretendía robarse un transformador y tocó algo que produjo una especie de explosión.

Según investigó la fiscalía de Zona Este, el muchacho no es empleado de una prestadora eléctrica ni de la empresa cuyas instalaciones estaba intentando desmontar. A ello se le suma un detalle técnico importante: las quemaduras que tiene no son por electrocución "normal" sino por una suerte de estallido. Parece que el sospechoso no sabía mucho de ese tipo de menesteres.

Y el impacto que recibió fue tremendo, puesto que -según precisaron fuentes de la pesquisa a MDZ- un evento como el que se produjo genera descargas de entre 7 y 20.000 voltios.

El joven se encuentra internado en el Hospital Luis Lagomaggiore. Aunque tiene importantes lesiones, el fiscal Martín Scatareggi -quien trabaja en la dependencia que comanda Oscar Sívori- ha dispuesto que quede bajo custodia

Problema recurrente

El robo de material eléctrico es un problema recurrente en las zonas rurales y semirrurales de Argentina; y Mendoza no es ajena al fenómeno. Se trata de uno de los temas vinculados a la seguridad más acuciantes que enfrentan las empresas prestatarias: tanto la sustracción de aparatos como el retiro de cables causan perjuicios que no solamente pueden dejar sin luz a pueblos enteros, sino que en ocasiones terminan con la muerte de los propios ladrones. Un generador -informan las fuentes- está valuado en unos 15.000 dólares.

Por estas horas se investiga si el sospechoso tenía colaboradores. Se sabe, no obstante, que la primera persona que lo auxilió fue un vecino que habita una finca cercana ¿Cómo se dio cuenta de que algo raro ocurría? Porque se le cortó la luz

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?