Los 3 filtros de Sócrates frente al chisme y las mentiras

El célebre maestro, insigne también en el origen del arte de la oratoria y de lo que hoy conocemos como coaching.

daniel colombo

Los chismes

Seguramente has escuchado o leído acerca de Sócrates, uno de los más renombrados filósofos griegos. Fue maestro de Platón, quien tuvo a Aristóteles como discípulo, siendo estos tres los representantes más encumbrados de la filosofía de la Grecia antigua.

El célebre maestro, insigne también en el origen del arte de la oratoria y de lo que hoy conocemos como coaching, plantea una interesante matriz de recursos internos para afrontar estas situaciones en lo que se conoce como el Triple Filtro de Sócrates.

Cuenta la historia de que cierto día un conocido se acercó al filósofo, y le dijo:

– ¿Sabes lo que escuché acerca de un amigo tuyo?

Sócrates le miró y respondió:

– Un momento: antes de decirme aquello que vienes a contarme, quisiera aplicarle un triple filtro a esa información.

– ¿Un triple filtro? -inquirió, extrañado, su conocido.

– Exacto. Antes de que hables sobre mi amigo será buena idea dedicar unos minutos a filtrar lo que me vas a decir.

Y prosiguió:

– El primero de los tres filtros, es el filtro de la verdad. Dime ¿Estás absolutamente seguro de que aquello que me vas a decir de mi amigo es verdad?

– No. –Dijo el hombre- En realidad solo lo escuché…

– Bien, entonces, realmente no sabes si lo que me vienes a decir es cierto, o no.

– El segundo filtro es el filtro de la bondad. Dime ¿Es algo bueno eso que vienes a decirme de mi amigo?

– No, por el contrario…

– Entonces –añadió Sócrates- tú vienes a decirme algo malo sobre él, pero no estás seguro de que sea cierto. Veamos si lo que vienes a decirme pasa el tercer y último filtro.

– Este último filtro es el filtro de la utilidad. Dime ¿Es útil para mí eso que vienes a contarme de mi amigo?

– No, realmente no.

– Bien –concluyó Sócrates- Si lo que vienes a decirme no sabes si es cierto, no es bueno y no me es útil ¿Para qué decírmelo?

Cómo practicar el triple filtro en tu vida

1. Toma consciencia de todas las cosas que NO pasas por la verdad, la bondad y la utilidad cada día, y, en cambio, las aceptas sin más; aunque sea escuchando cosas pasivamente (como los chismes, mentiras y quejas). Aunque no acciones, eres partícipe necesario de dichas acciones, ya que no les pones freno ni límites.

2. Desecha todo lo que no pase por los tres filtros. Si en verdad anhelas una vida de mayor plenitud, felicidad, motivación y libertad, recuerda que todo lo que no soporte estos tres filtros, en algún nivel, traerá alguna experiencia desagradable para ti.

3. Aplica los filtros en cada situación en la que te veas envuelto, sobre todo lo que intuyes que puede traer una connotación negativa. Esto incluye que filtrarás lo que dices, lo que escuchas, lo que te llega al pasar, lo que piensas, lo que haces, y en lo que te enfocas o le entregas tu atención. Si no logras pasarlo por al menos 1 de los 3 filtros -en el primer mes- déjalo ir, suéltalo y que siga su curso.

4. Observa cómo mejora tu productividad. Al dejar de entregar tiempo valioso en cosas que no son verdaderas, ni buenas, ni útiles, tendrás más energía y horas disponibles para aquello que sí lo sea.

  • Daniel Colombo

  • Facilitador y Máster Coach especializado en CEOs, alta gerencia, profesionales y equipos de trabajo; comunicador profesional; conferencista internacional; autor de 30 libros.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?