Carta abierta al presidente de la Fundación Bologna Mendoza

En el décimo aniversario de la prestigiosa fundación educativa, la reflexión de la profesora Elia Bianchi de Zizzias.

Elia Bianchi de Zizzias

Los miembros de la Fundación Bologna

Me parece oportuno hacer público mi agradecimiento por el ejemplo que cada día nos brinda a los ciudadanos, en un país en el cual, lamentablemente , no abundan conductas y acciones como las que usted personifica.

Vuelve al país , después de una exitosa carrera académica en la Universidad de Bologna, la prestigiosa Institución pública más antigua de Europa, fundada en 1088 y reconocida como Alma mater studiorum, en la cual desempeñó diversas funciones tales como Master de Especialización en Rehabilitación Pasicofisica y Pedagogia de la Discapacidad en la Facultad de Ciencias de la Formación.

Después de treinta años de residir en Italia, decide volver a su país de origen para ofrecer su legado académico a una Argentina que necesita imperiosamente elevar su calidad educativa. A pesar de las dificultades de nuestros escenarios , resuelve jugarse por un proyecto y, con otros destacados profesionales, en el año 2.009, inaugura la sede de la Fundación Bologna en Mendoza. Sus antecedentes le permiten obtener el patrocinio de la Universidad Italiana y comienza a concretar sus metas.

A pesar de los escenarios académicos, que no siempre han sabido valorar y aprovechar su experiencia, Ud. y su equipo , comienzan a construir ese sueño que hoy cumple con orgullo el décimo aniversario.

Han sido y son tiempos difíciles, de dificultades burocráticas y económicas, pero con ejemplar trabajo y esfuerzo han conseguido hacer de la Fundación un lugar de encuentro, de excelencia académica y de solidaridad ciudadana. Nada más evidente para hablar de su ejemplaridad: metas claras, dificultades vencidas, conflictos resueltos, trabajo persistente e inclaudicable.

He sido testigo durante estos años de su legado al ámbito educativo y social. Sus cursos se multiplicaron con la valiosa presencia de profesionales del país y del extranjero. Supo dialogar y conseguir mostrar a otras instituciones universitarias y gubernamentales su más valiosa empresa: contribuir a fundar las bases de la Inclusión educativa. Resultado de esta difícil tarea fue la organización de 4º Encuentros Nacionales y Latinomericanos sobre Inclusión Educativa y Social, que reunió a destacados especialistas representantes de toda Latinomerica y, aun más, de Estados Unidos y Europa. Los fundamentos están dados y no tengo lugar a dudas de que los resultados serán aprovechados, tarde o temprano, por este país en crisis, que sobre la base de la inclusión social, camina al restablecimiento de una democracia imperfecta pero posible.

Tengo la seguridad que festejará este décimo aniversario con sus colaboradores y amigos, mirando al futuro con la organización del Primer Simposio Argentino de Voz, Lenguaje y Audición, 2019 y las actividades preparatorias del 5º Congreso en el 2.020. Las personas como Ud. no se duermen en los laureles, ni se rinden, sino que responden al desafío de seguir apostando a la educación.

Finalmente, quiero referirme a la importancia ética del tema de la Inclusión Educativa y Social . ética de la convivencia en una sociedad multicultural, pues la inclusión es una forma de vivir honestamente y con equidad.

Para poder proceder con un proyecto de este tipo es necesario la voluntad y el coraje de emprender un cambio de paradigma tanto en las bases como en los vértices de las propuestas gubernamentales. Y ustedes lo demuestran con sus accciones.

Me siento honrada al poder destacar, como educadora y ciudadana, la profunda tarea de educar que ustedes realizan.

Cordialmente.

Prof. Elia Ana Bianchi Zizzias.

Mendoza, mes de Julio de 2.019.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?