Mendoza empieza a elegir al sucesor de Cornejo

El gobierno confía en conseguir, en las PASO de hoy, un triunfo de Rodolfo Suárez  frente a Omar De Marchi en la interna de Cambia Mendoza. La definición del peronismo  dentro del frente Elegí, se presenta como muy ajustado entre Alejandro Bermejo y Anabel Fernández Sagasti. José Luis Ramón, con Protectora, y Noelia Barbeito por la Izquierda, obtendrían la cantidad de votos necesarios y también terminarían compitiendo como candidatos en las generales de septiembre. 

Avatar del Marcelo Arce

Marcelo Arce

Alfredo Cornejo jugó al fútbol el día previo a la elección.

Prensa Gobernación

Mendoza comenzará a delinear hoy su futuro político con la segunda experiencia de la implementación de una interna para definir los candidatos que, en esta ocasión, serán elegidos el 29 de septiembre.

Según los principales encuestadores, luego de la PASO de este domingo, Alfredo Cornejo podría terminar imponiendo a su candidato, Rodolfo Suárez, que se quedaría con la postulación de Cambia Mendoza frente al intento del intendente de Luján, Omar De Marchi.

En tanto, el peronismo se asoma a una de las definiciones más cerradas de últimos años: Adolfo Bermejo y la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti no se han sacado prácticamente diferencias en la campaña y todo indica que, quien gane, lo terminará haciendo por una escasa diferencia.

Las especulaciones previas marcan una particularidad en el escenario político local. El frente oficialista podría superar los cuarenta puntos y el PJ sumaría más de treinta, con lo cual se repetiría el resultado de las elecciones generales de 2015 que terminó llevando a la gobernación a Cornejo. En aquella oportunidad, la diferencia rondó los siete puntos.

Rodolfo Suárez jugó al fútbol el día previo a la elección.

Poco parece haber cambiado en los últimos tres años y medio, al menos, si se confirman esta noche estos números que le resultan alentadores a la administración radical. Si Cambia Mendoza se impone por esa diferencia de entre seis o siete puntos, su candidato quedará bien posicionado para septiembre.

El gobierno de Cornejo apuesta a que se repita una tendencia: que el candidato que se imponga en las PASO, termine consolidando luego esa diferencia en la general.

De Marchi peleó hasta el final para sostener su candidatura, aunque no le alcanzaría porque Suárez terminaría sacándole una diferencia de más de diez puntos. Aquí juegan fuertes lo intendentes radicales del Gran Mendoza que, en su totalidad, van por la reelección.

Omar De Marchi, frente a su computadora en la tarde del sábado.

El jefe comunal lujanino cantaría victoria en su departamento, algo que no es un premio consuelo. Ni mucho menos. La pelea por la candidatura del oficialismo ha sido la más caliente de la campaña y Sebastián Bragagnolo, el delfín del intendente, se terminaría imponiendo a Martín Kerchner, el ministro que Cornejo sacó al ruedo para intentar complicarle la vida a De Marchi en el patio de su casa.

En el peronismo no se han sacado distancia y el final es cabeza a cabeza. Sagasti y Bermejo saben que cualquiera de los dos podría terminar elegido esta noche y por eso la tensión hasta ayer era evidente en cada uno de los comandos de campaña.

Cada uno sabe de su fortalezas y debilidades. La candidata de Cristina Kirchner no paró de crecer en las encuestas en las últimas semanas, pero el intendente de Maipú apuesta a jugar su carta fuerte: si gana por una amplia diferencia en su departamento y en San Rafael, difícilmente se le escapará la candidatura.

Anabel Fernández Sagasti sacó a pasear sus perros, Eva y Pocho.

El kirchnerismo mendocino está envalentonado porque a Fernández Sagasti se le presenta un escenario propicio en varios departamentos que no entran en las mediciones. Y en uno que sí: Las Heras.

En ese sentido, salvo en distritos ya comandados por el PJ (San Rafael, Tunuyán, Lavalle y San Martín, por ejemplo) existe otro grupo de comunas en donde el kirchnerismo se siente competitivo. Esto pasaría con Guillermo Amstutz, precisamente en Las Heras. Y podría ocurrir lo mismo con Fernando Ubieta, en La Paz, o con María Flor Destéfanis, que se presenta nuevamente en Santa Rosa. Y algo similar podría suceder en Malargüe con la postulación de Celso Jaque.

Alejandro Bermejo pasó el día previo a la elección en el comando de campaña de Maipú.

¿Qué pasará en el resto del Gran Mendoza?, Sagasti cree, salvo en Godoy Cruz en dónde la elección está peleada, que podría terminar imponiéndose también en Capital y en Guaymallén.

José Luis Ramón pasará el filtro del 3% de los votos necesario para convertirse en candidato y llevar a su nuevo partido, Protectora, a disputar la gobernación. Pero podría perder varios puntos de lo que fue su elección en 2017, cuando irrumpió en la escena política: las encuestas le anotan entre siete y ocho puntos en esa ocasión, poco más de la mitad de lo que obtuvo hace dos años.

José Luis Ramón estuvo este sábado en un evento familiar..

Pero la apuesta de Ramón es sólida. Podría crecer en la elección general recogiendo votos del perdedor de la interna del PJ, en este caso si el que no gana es Bermejo. Si bien no le alcanzará para convertirse en gobernador, podría terminar consolidando su peso en la Legislatura.

La Izquierda también llegaría a setiembre. Noelia Barbeito tiene una intención de voto de casi siete puntos, con lo cual , como ocurrió en 2015, también estará en la oferta electoral para la gobernación.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?