El tiempo se acaba para los cambios en la escuela secundaria

La eliminación de la repitencia es un consejo generalizado de los expertos en enseñanza. Una alta funcionaria nacional lo propuso hace más de un año en Mendoza, pero el director general de Escuelas y los propios docentes bloquearon la medida. Algunas correcciones siguen en estudio, mientras la mitad de los chicos abandona el colegio antes de quinto año.

Avatar del Juan Carlos Albornoz

juan carlos albornoz

Los docentes analizan estrategias en jornadas institucionales.

El 10 de febrero de 2018, hace más de un año, MDZ publicó una entrevista que abrió el debate sobre la repitencia en la escuela secundaria.

Elena Duro, secretaria de Evaluación Educativa de la Nación, dijo en una visita a Mendoza que repetir de año en el colegio "solamente genera mas fracasos en los jóvenes".

"¿Hay que eliminar la repitencia?", consultó MDZ a la funcionaria nacional, quien sigue en el cargo hoy. La respuesta fue contundente: "Sin duda. Es muy aconsejable. Hace muchísimos años que está corroborado que la repitencia solamente genera más fracasos en los jóvenes. Hay otras medidas, hay que acompañar a los jóvenes de otra manera, pero no haciéndolos repetir. Se echó mano de una estrategia pseudo pedagógica, pensando que eso generaba mayor exigencia en el sistema educativo. Y en realidad, la exigencia hay que demostrarla de otra manera y no con una herramienta que perjudica y retrasa los aprendizajes de los jóvenes. Hay que buscar otras estrategias: clases de apoyo, trabajo con grupos, hacer recuperaciones...hay muchas maneras, cada provincia decidirá".

El anuncio en MDZ de febrero del año pasado

Duro es una funcionaria con una larga trayectoria educativa. Trabajó 16 años en Unicef y es la responsable nada menos que de las pruebas "Aprender", que se aplican desde el comienzo de la gestión en numerosas escuelas de todo el país.

La llama prendió en al menos una funcionaria de Alfredo Cornejo. Ese verano, antes de la visita de Duro, Emma Cunietti dijo a MDZ Radio que en Mendoza se estaban estudiando cambios en el régimen académico de las escuelas secundarias. "El planteo es ver cómo se acreditan modularmente las materias y cómo cambian algunos criterios respecto de la repitencia. Por ejemplo, hoy, un chico que se lleva tres materias, repite todo el año. La idea es que, si el chico se lleva tres materias, haga las ocho materias en las que aprobó y que en las tres materias que desaprobó, tenga un apoyo fundamental y haga cursos de aceleración, de manera tal que se pueda ver si puede recuperar esos saberes no adquiridos", señaló Cunietti.

Pasó todo un largo año y el comienzo de otro ciclo lectivo encuentra a Mendoza en el mismo punto. El diagnóstico sigue siendo preocupante: la mitad de los chicos no terminan la secundaria en nuestro país. Pero las medidas para corregir el rumbo siguen en estudio.

Qué hacer con el régimen académico se analiza ahora en las nuevas jornadas institucionales de la DGE. Hace varios meses que otros funcionarios del Gobierno Escolar, como la directora de Planificación, María Julia Amadeo, alientan o tienen en consideración la idea de permitir que pasen de año aquellos chicos que adeudan al comienzo del ciclo lectivo tres materias. De eso ha dado cuenta también este diario.

Se podría dar ese permiso, si alguna de esas materias no es troncal o no es correlativa con otra del año siguiente, según ha dicho Amadeo. No es una propuesta oficial, ya que surgió de los propios docentes, que impusieron en distintos talleres un bloqueo a la eliminación de la repitencia.

Buena o mala, la medida está en "veremos", entonces. Por caso, en enero del año pasado, el director general de Escuelas, Jaime Correas, se ocupó de frenar el ímpetu reformista de Cunietti. "El régimen de repitencia sigue igual que el año pasado, porque no se puede aplicar uno nuevo en las escuelas que tenemos", expresó a MDZ el titular de la DGE el 17 de enero, en reacción al anticipo, en sentido contrario, de Cunietti.

Correas aclara que no eliminará la repitencia.

El peso de romper con el pasado reciente marcó aquella declaración: "Nosotros le quitamos a la escuela eso de pasar de cualquier manera, por lo tanto no es una norma para hacer de un día para el otro", agregó Correas en aquel momento.

Cunietti era entonces subsecretaria de Planeamiento Estratégico de la DGE. Ejercía como una "número dos" de Correas. Hoy no está más en ese puesto: hace un año fue desplazada al cargo de coordinadora general de Educación Superior. O sea que, hace rato, ya no entiende más en la temática de los colegios secundarios.

Más allá del destino de algunos funcionarios, empieza el último año del gobierno de Cornejo y se sigue estudiando qué hacer con la escuela secundaria. En contraste, el logro educativo principal y más valorado dentro del Gobierno sigue siendo el ítem aula. O sea, el control administrativo de los docentes y el ahorro económico en licencias, con una mejora en la calidad educativa que, se supone, deviene de lo primero: el docente está más horas frente al aula porque le descuentan si falta.

Ha sido un triunfo básico para la gestión y su revolución de lo sencillo. Pero la era "post ítem aula" nunca pudo arrancar en varios aspectos. La escuela secundaria, por ejemplo. Y ya queda poco tiempo para que eso pase.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?