Para esto alcanzarían los U$S 9.600 millones que se van a ir a la timba

Desde el lunes 15 de abril se comenzarán a subastar dólares provenientes del préstamo del Fondo Monetario Internacional. Aunque seguramente los "especialistas" tendrán sus explicaciones, se trata de dinero que tendremos que devolver y que no será para beneficio del ciudadano común.

Avatar del Edu Gajardo

Edu Gajardo

los dolares que se van a ir a la timba financiera.

Inflación, pobreza, empleo. Todas son malas para el Gobierno nacional y es poco lo que han podido hacer al respecto. El dólar es otro de lo temas que complican y su efecto -incomprensible en algunos casos- en el aumento de los precios. Ya sea por el contexto internacional o los errores propios de la administración actual se volvió a disparar el precio a mitad de semana.

Para mantener el precio estable hasta las elecciones, y con una tasa de interés que está en el 67% y ya no da respiro, la herramienta que encontró el Ejecutivo para cumplir su objetivo es la subasta diaria de U$S 60 millones, para lo que utilizará U$S 9.600 millones que son parte del préstamos del Fondo Monetario Internacional, FMI. Una plata que pedimos y que -según mi visión- va directo a la timba financiera.

Los especialistas dirán que es una herramienta de la macroeconomía, pero para mí es plata que pedimos, que tendremos que devolver y que va a ir a los bolsillos de unos pocos que se harán más ricos de lo que son hoy, pero que no quedará en obras o beneficios concretos. En un análisis simple y básico, sin querer buscarle tanta vuelta, comencé a calcular un par de cosas productivas que podríamos hacer con ese dinero en lugar de poner a andar la bicicleta financiera.

En Mendoza, por ejemplo, se podría echar a andar el proyecto Potasio Río Colorado que necesita de unos U$S 1.500 millones para adaptarse al contexto actual del mercado después de que Vale abandonara la iniativa porque se dispararon los costos.

Con la plata que se destinará a controlar el dólar se podrían financiar doce proyectos como la represa de Portezuelo del Viento por U$S 800 millones. La estimación es que la construcción generará unos 3.000 puestos de trabajos directo y unos 8.000 de manera indirecta, por lo que sería un importante impulso para el empleo, golpeado y en descenso en todo el país.

Si calculamos que un departamento duplex del Procrear de Capital tiene un precio de unos U$S 100 mil, se podría adquirir la friolera de 96.000 viviendas de ese tipo. Eso claramente resolvería el problema habitacional en algunas provincias del país.

La cifra que se subastará a partir del 15 de abril también equivale a tres presupuestos de Mendoza, que este año calculado en dólares es de unos U$S 3.200 millones. Con ese dinero la provincia podría funcionar tranquilamente a pesar de la alta cantidad de empleados estatales que existen.

El 1 de marzo Macri anunció el aumento del 46% en la Asignación Universal por Hijo, AUH, lo que tiene un costo fiscal de unos $15.000 millones (U$S 341 millones), lo que significa que la plata para las subastas de dólares equivale a 28 aumentos similares que podrían ir en asistencia para ese 32% de pobres que hay en el país de acuerdo al índice del Indec.

Son cáculos simples que no buscan mas que dimensionar la cantidad de dinero que se usará con fines electorales, porque el objetivo es que la divisa no se dispare en medio de las elecciones presidenciales, pero sin un plan concreto para después de diciembre.

La pretensión no es hacer un análisis macroeconómico ni mucho menos, pero ya que estamos pidiendo plata prestada también es importante ver en qué se podría usar con beneficios a largo plazo y no sólo para calmar el mercado y hacer más millonarios a algunos cuanto elegidos que están ajenos a lo que vive el ciudadano común en medio de la fuerte crisis que atravesamos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?