¿Qué pasará con los negocios y las franquicias en Cuyo?

¿Qué pasará con los negocios y las franquicias en Cuyo?

Pareciera que el panorama empieza a aclararse o al menos superamos la etapa de estancamiento y resignación, para ya si ahora tener las energías y la cabeza en lo que podemos hacer con nuestros negocios, franquicias y emprendimientos en pos de ganarle a esta situación de cuarentena.

Nicolás Suraci

A esta altura muchos modelos ya se reconvirtieron y se adaptaron a la situación obligada actual, en la mayoría de las casos incorporando delivery a los productos o servicios que ofrecían en un espacio físico y también creando nuevas líneas para poder llegar a los hogares, tratando de al menos sostener los costos fijos. Otros decidieron cerrar sus locales físicos para reducir costos apostando a la venta online con manejos de stock desde un solo local y hasta de sus propias casas, en otros casos surgieron nuevos modelos de negocios pensados en que sean sostenibles incluso pasada la cuarentena. 

También, lamentablemente, hay negocios que debieron cerrar definitivamente sus puertas. Esto, por consiguiente no ha hecho más que acelerar un proceso que casi con seguridad se iba a dar ya que el negocio no era sustentable antes de este confinamiento.

Por su parte, el modelo de las franquicias ha venido creciendo sostenidamente en Argentina, en general, y en la región de Cuyo, en particular. Tanto por la incorporación de nuevas marcas al sistema como por el otorgamiento de franquicias y la apertura de nuevos locales. Esto ha permitido la profesionalización de los negocios en el mejor de los casos mediante la realización de un diagnóstico de toda la empresa, la creación de un plan de negocios con análisis económicos financieros proyectados, la estandarización de procesos y procedimientos mediante manuales y enmarcando al modelo legalmente, esto último con la seguridad jurídica que una ley de franquicias permite -sólo Argentina y Brasil en Sudamérica cuentan con esta legislación en la materia. 

A su vez, este formato es resistido por empresarios, inversores y hasta por algunas instituciones o el mismo Gobierno. El motivo de esto es, entre los principales, que durante mucho tiempo se han creado -y se siguen creando- modelos de franquicias de manera rudimentaria, realizando el propio empresario el modelo de franquicias entendiendo que puede bajar de internet un contrato o bien contratar un abogado o contador para que determine algunas condiciones básicas y con eso otorgan sus franquicias. 

Esto perjudica notablemente al sector, haciendo que el empresario no analice ni desarrolle un modelo de negocios sustentable tanto por él mismo como para el franquiciado (el que adquiere la franquicia), llevando con el tiempo a este último a una situación delicada desde lo económico-financiero, entiéndase sus ganancias mensuales, en la que este operador franquiciado poniendo el riesgo de su capital, el trabajo diario, el esfuerzo del día a día, termina a fin de mes con una pequeña ganancia, incluso por debajo de lo que el franquiciante cobra en concepto de regalías. 

Ahora bien, ¿qué pasará con este modelo de negocios en adelante?. Podemos plantear en un escenario moderado lo siguiente:

-Readaptación de los formatos de franquicias: no solamente la creación de formato de delivery sino también la reducción  de manera notable en la inversión inicial mediante modelos más pequeños en espacios físicos, con optimización del proceso de elaboración (en caso de gastronomía) o del servicio y en la venta de productos la captación de contactos y el apoyo en los canales digitales.  

-Creación de nuevos formatos: hoy ya estamos trabajando en franquicias digitales para Supermercados, venta de accesorios para la mujer (bijou y marroquinería), tiendas especializadas de tabacos y bebidas alcohólicas, entre otros. Un formato en el que el inversor no debe tener un local físico sino que se vale de un stock propio (en algún espacio de su casa o alquilando un depósito a bajo costo) o bien de los locales en operación del franquiciante (dueño de la marca), concentrando su tarea y operación la tracción de la venta online. Para esto debe asumir los esfuerzos de promoción y soporte de venta de ese canal, y hasta puede hacerse responsable de la logística teniendo aquí también una ganancia por ese servicio.

-Consolidación del canal online: a esta altura esto ya es un hecho, lo que es importante es que las empresas contemplen que no es solamente subir los productos a un sitio web. Los productos no se venden ni se entregan solos, por lo tanto la promoción del sitio, capacitar al personal de venta y resolver eficientemente la logísticas es fundamental para que esto sea próspero en el tiempo. 

-Reducción de cantidad de locales: muchas franquicias están tomando la decisión, y seguirá pasando, de reducir sus locales de operación propia (o de terceros), como consecuencia de los elevados costos de sostenimiento de estos puntos.

-Aprovechamiento de locales desocupados: la situación actual traerá la posibilidad de encontrar locales con muy buena ubicación y con condiciones más que aceptables, al menos mejores que las que se venían dando antes de la cuarentena, porque vale decir que muchos propietarios de locales estaban en valores de alquiler exorbitantes y que no condecían con el contexto económico del país. 

-Alianzas estratégicas: el trabajo conjunto entre marcas complementarias o competidoras será una de las claves que ayudará a aumentar los bajos niveles de ventas a través del apalancamiento, esfuerzo conjunto y optimización de recursos.

-Antes empleado ahora franquiciado: muchas veces las marcas ofrecen a su mejor empleado o al que ve con condiciones la operación del negocio con el formato de franquicias. Esto es algo que personalmente no recomiendo ya que pocas veces el empleado tendrá la capacidad de transformarse en empresario, además el hecho de encontrarse con un local armado sin mayor esfuerzo, tiende a no ser valorado. No obstante, en esta situación puede ser una buena salida mantener un acuerdo con empleados de mucha trayectoria para que se indemnicen mediante el otorgamiento de la operación de un local, logrando una situación ganar-ganar para ambas partes.

-El tamaño de las franquicias en Cuyo permite resiliencia y adaptabilidad: la situación de las marcas con formato franquicias en el interior del país es diferente tanto por el tiempo que llevan las empresas en el sistema como por la cantidad de locales que han logrado expandir, siendo mucho menores que grandes marcas de la Capital. Esto permite flexibilidad y capacidad de adaptación en estos escenarios, lo cual debe aprovecharse pero sin descuidar a los franquiciados actuales, que necesitas principalmente apoyo, al menos emocional, de parte del franquiciante. 

Sin dudas todo llevará un tiempo, en algunos casos más y en otros menos, lo que es cierto es que sostener el crecimiento de los negocios y los modelos de franquicias, como así también revertir la imagen del sector explicada más arriba es responsabilidad de las mismas empresas,  franquiciados, consultoras y todos los que hacemos al mundo de las franquicias, teniendo la oportunidad de posicionar a este modelo de negocios como seguro, rentable y sostenible.  

Nicolás Suraci -especialista en franquicias-. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?