La recaudación en Mendoza baja y castiga al 'alumno aplicado”

La recaudación en Mendoza baja y castiga al 'alumno aplicado”

Entre enero y febrero ATM embolsó un 16% menos que el año pasado en términos reales, en parte, por la baja de alícuotas de Cornejo en el marco del consenso fiscal. Pero a eso se suma la malaria de una economía nacional de consumo restringido.

Ser el alumno aplicado puede no dar los resultados esperados cuando el contexto pesa más que el esfuerzo individual. La situación aplica a la recaudación provincial la cual arrastra dos meses en baja y no muestra signos de mejora por factores internos y externos.

En febrero ATM embolsó unos $3.320 millones contra $2.400 millones de febrero de 2018. En términos nominales significa un crecimiento interanual del 38%, pero una caída profunda en términos reales del 10,6%. El balance negativo sigue en pasamano la situación de enero, cuando la recaudación perdió más de 6%.

La explicación oficial del fenómeno se basa en dos situaciones: la decisión del gobernador Alfredo Cornejo de adherir al consenso fiscal, lo cual implica la baja de alícuotas en diversos impuestos; y una economía nacional en franca estanflación, con una recesión marcada por el consumo restringido y una suba de precios que no parece ver su techo en las estimaciones para este año.

¿Cómo espera el Gobierno provincial sortear un escenario de recursos en baja en un año electoral y de sueldos estatales pactados con ajuste por inflación? La ministra de Hacienda, Paula Allasino, es optimista de cara al último tramo del gobierno de Alfredo Cornejo y confía que con un lápiz más afilado en el gasto del día a día cumplirán con los acuerdos de cláusula gatillo y los trabajos de obra pública pautados.

El Gobierno garantiza sueldos y obra pública pese a la caída de la recaudación.

“La firma del consenso fiscal venía de la mano de un crecimiento de a economía que no se está dando”, admite la funcionaria a MDZ, pero con una mirada de futuro confía: “Esperamos de todos modos que para los años siguientes, en un sistema democrático y de manejo serio de la economía se dará el crecimiento necesario”.

Para mitigar el bolsillo enflaquecido de ATM Cornejo ha instruido cuidar los gastos al detalle, con frenos en las contrataciones directas y las redeterminaciones de precios a proveedores a partir del pago en tiempo y forma.

“La idea es no dejar de dar servicios, sino hacerlo como lo venimos haciendo, con sueldos pagados en tiempo y forma según lo acordado en paritarias y manteniendo la cadena de pagos a proveedores”, comenta Allasino.

De todos modos lo proyectado hace algunos meses con una inflación oficial estimada en el 23% puede generar algunos dolores de cabeza para la ingeniería financiera provincial si las proyecciones privadas siguen en alza, según el relevamiento de expectativas del BCRA que habla de un IPC en torno al 30%.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?