El paso a paso definitivo para cultivar jengibre en macetas

El paso a paso definitivo para cultivar jengibre en macetas

El jengibre es una de las plantas más bondadosas para tener el jardín, puesto que otorga decenas de beneficios tras su consumo.

Napsix

El jengibre es una de las plantas más bondadosas para plantar en el jardín, puesto que sus raíces son utilizadas para un sinfín de recetas y de infusiones que aportan grandes propiedades al organismo. Se trata de una planta perteneciente a la familia de las zingiberáceas, cuyo tallo subterráneo es un rizoma horizontal muy apreciado por su aroma y sabor picante. 

Es un cultivo que se adapta muy bien a las condiciones de interior y de exterior, puesto que no necesita muchas horas de sol. Para cultivarlo efectivamente necesitaremos un trozo de jengibre, que puedes conseguir en viveros y hasta en cualquier mercado. Si deseas tener jengibre en tu jardín, para disfrutar de su particular sabor y beneficios, aquí te mostramos el paso a paso. 

EL JENGIBRE ES UNA DE LAS PLANTAS MÁS BENEFICIOSAS PARA NUESTRA SALUD. FOTO: SHUTTERSTOCK

Paso a paso

  • Una vez que consigamos las raíces de jengibre, debemos retirar las partes que estén un poco más arrugadas o secas. De acuerdo a las recomendaciones de Javier de Huerto Adictos, se pueden arrancar esas partes fácilmente con las manos. 
  • El segundo paso consiste en mojar las raíces de jengibre con un poco de agua.
  • Luego, vamos a introducir las raíces dentro de un paño húmedo que vamos a doblar hasta tapar el jengibre, con el fin de darle oscuridad. El experto en jardinería recomienda mantener el jengibre de esa manera durante tres días. 
  • Pasado ese tiempo, buscamos una bolsa de plástico y metemos las raíces de jengibre en su interior, sin secarlas. “Lo que queremos es que dentro de la bolsa esa humedad siga”, explica Javier. Al igual que en el paso anterior, dejaremos la bolsa en una zona oscura por un par de días.
  • Después de esos días, retiramos las raíces de jengibre de la bolsa para notar los resultados. “Ya podemos ver estas yemas de color claro en nuestras raíces de jengibre. De todas estas puntitas blancas saldrá un tallo de jengibre”, asegura Javier en el popular video de YouTube. 
  • El siguiente paso consiste en preparar el sustrato en una maceta que debe ser amplia horizontalmente, puesto que no importa la profundidad. En este punto, Javier apuesta por una tierra con buen drenaje: “aquí he mezclado una buena cantidad de turba con mantillo y sustrato universal. Lo que sí vamos a humedecer con un pulverizador toda la superficie de nuestra tierra. De esta manera, las raíces en los primeros días van a mantenerse húmedas”. 
JENGIBRE. FOTO: SHUTTERSTOCK
  • A la hora de cultivar el jengibre, solo debemos enterrar un poco la raíz. Todas las partes en las que hayan salido unas pequeñas yemas deben quedar fuera. El resto se puede tapar muy poco ya que es una raíz que se debe plantar de manera casi superficial. 
  • El último paso consiste en pulverizar los alrededores de las raíces que plantemos, sin mojar del todo la propia planta. 

Lo bueno es que podrás sembrar el jengibre en cualquier época del año, si lo haces en una maceta y la colocas en el interior del hogar. Cuéntanos: ¿Te sirvió el paso a paso?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?