Cómo germinar la semilla de un limonero en solo siete días

Cómo germinar la semilla de un limonero en solo siete días

Inicia un proyecto de jardinería que te traerá grandes satisfacciones, germina las semillas de limón y obtén tu propio limonero desde cero.

Napsix

Generalmente, los limoneros –y muchas otras especies de frutales- se reproducen a través de esquejes. Con esta técnica se logra una especie de clonación, es decir, es nuevo árbol compartirá más mismas características del ejemplar que hemos utilizado. Esto resulta muy útil para predecir cómo será su desarrollo y la calidad de sus frutos.

Pero, este tipo de reproducción de vegetación tiene un costado negativo y es la necesidad de tener un limonero en buen estado en nuestro jardín o conseguir que alguien nos regale un esqueje.

shutterstock

Para quienes no tengan esta oportunidad y quieran embarcarse en la tarea de cultivar un limonero desde la semilla, en esta nota encontrarás importantes consejos que te guiarán en el proceso e incrementarán tus posibilidades de éxito.

Sin embargo, se deben tener en cuenta dos cosas importantes. A pesar de que hayamos obtenido la semilla de un limón grande y jugoso eso no implica que el futuro árbol produzca frutos similares. Además, el tiempo que se deberá esperar para que el árbol dé frutos es bastante, incluso puede llegar de 5 a 10 años.

Cómo germinar las semillas de limón

Lo primero que debes hacer es seleccionar un limón que se encuentre sano, maduro y sea de buen tamaño. Se retiran las semillas y se lavan. Estas deben ser germinadas de forma inmediata sin esperar a que se sequen.

Antes de hacerlo, es importante que se retire la capa de piel blanca que la recubre para aumentar las posibilidades de que germine.

shutterstock

El proceso debe iniciarse en un recipiente hermético como un frasco de vidrio o de plástico. Las semillas se colocan sobre un papel de cocina, se cubren y se humedece levemente.

Luego, se tapa el recipiente y se lo deja en un lugar oscuro y fresco –la temperatura no debe superar los 20°-. Al cabo de 7 días, la semilla ya habrá germinado. Ahora sí es momento de plantarla en la tierra. Para hacerlo, se debe buscar una maceta de al menos 15 centímetros de altura. Lo ideal es colocar sustrato reforzado con turba o compost y algunas perlitas para mantener la humedad.

La raíz debe colocarse bajo tierra mientras que la semilla permanecerá en la superficie.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?