Impresionante: quita la grasa de tus muebles de cocina con estos métodos caseros

Impresionante: quita la grasa de tus muebles de cocina con estos métodos caseros

Si has visto que tus muebles necesitan una limpieza profunda pero no sabes con qué quitar la grasa, lee estas líneas y descubrirás que puedes hacerlo sencillamente con unos métodos caseros

Napsix

Napsix

En la cocina, por su naturaleza, se acumula mucha suciedad. Algunas cuestiones son muy difíciles de quitar, es el caso de la grasa de las hornallas y de otros espacios cercanos al horno, como las cerámicas y los muebles. Sin embargo, aunque volver a dejarlas en buen estado parezca un desafío imposible, limpiar esto es más sencillo de lo que crees gracias a estos trucos.

Para comenzar, debes saber que es normal que si usas tu cocina, esta se ensucie. Y aunque no lo creas, poco a poco se va acumulando grasa en los pequeños rincones. Esto nos hace pensar que sacarla de nuestros muebles será una misión imposible, pero la verdad es que ya no lo es gracias a estos métodos caseros que puedes realizar en unos pocos minutos.

Quita la grasa de tu cocina con estos dos efectivos métodos caseros

Si bien existen numerosos productos antigrasa que consigues en el supermercado, no todos son efectivos y lo que puede ser peor, por sus características, algunos pueden dañar las superficies. Así que puedes utilizar estos consejos y dejar tus muebles sin grasa en unos pocos minutos. 

Para limpiar con estos métodos caseros, necesitarás mezclar dos partes de bicarbonato de sodio por una de aceite vegetal. Cuando tengas esta preparación, aplícala sobre la superficie a lavar ayudándote con el uso de un cepillo de dientes. Una vez que lo hayas hecho, quita la pasta con un paño humedecido en agua y verás cómo desapareció la grasa de tu cocina.

Al finalizar pasa un paño húmedo para quitar los restos de la preparación

Un segundo método para crear un antigrasa casero es usar vinagre. Este aliado de la limpieza es una gran opción al momento de sacar la grasa de la cocina. Puedes aplicarlo directamente sobre el espacio a limpiar o bien diluirlo levemente con agua o incluso algún aceite esencial que además, deje perfumada la cocina. Nuevamente, al finalizar pasa un paño húmedo y quita los restos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?