Rapidísimo: cómo quitar las manchas de la bañera con vinagre y bicarbonato

Rapidísimo: cómo quitar las manchas de la bañera con vinagre y bicarbonato

Estos ingredientes de cocina resultarán muy útiles cuando desees higienizar tu hogar. Con ellos, tu puedes quitar las manchas de sarro de tu bañera

Napsix

Napsix

Quitar las manchas de superficies difíciles resultaba una actividad compleja antes de conocer que solo basta un poco de vinagre y bicarbonato para alcanzar esa meta. Con estos ingredientes, que de seguro tienes en tu cocina, podrás limpiar la suciedad indeseada.

Si tienes una bañera. posiblemente hayas advertido que algunas manchas resisten al lavado periódico. Incluso, quizá a pesar de haber probado con numerosos productos industriales, no encuentres la solución definitiva y empieces a sentirte frustrada por la falta de resultados.

Pero ya es hora de dejar de sufrir por la limpieza. Esta tarea debe permitirnos sentirnos más reconfortados en lugar de sufrir por ello. Entonces, lo que debes hacer es recurrir a los consejos que alivien tu estrés y te permitan limpiar a fondo, tal como este truco para quitar manchas de tu bañera.

Rapidísimo: solo con vinagre y bicarbonato
Fuente: Espacio Hogar

Si ya te sientes convencida de intentarlo una vez más, entonces manos a la obra. Solo busca el vinagre de tu cocina, un poco de bicarbonato de sodio, unos guantes para no dañar tu piel y una esponja. Con ellos  y con algunos consejos, tu bañera quedará como nueva.

Con estos cuatro elementos bastará para poner fin a esas manchas que parecían difíciles de salir. De hecho, este es uno de los métodos más utilizados dado su alto nivel de efectividad en la limpieza.

Busca el vinagre de tu cocina y ponte manos a la obra
Fuente: Hogarmanía

Para comenzar, espolvorea bicarbonato por toda la superficie de la bañera. No es necesario que sea en grandes cantidades, pero sí lo suficiente como para cubrir las manchas que deseas quitar.

Luego, rocía vinagre por encima y deja actuar la preparación por unos minutos. Transcurrido ese tiempo, frota con la esponja hasta que sientas que tu misión ya está cumplida.

De ser necesario, puedes repetir este procedimiento para terminar el trabajo. Enjuaga con abundante agua. Verás que por fin esas manchas que parecían imposibles habrán salido de tu bañera.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?