Una experta recomienda que el amor que den los adultos a sus hijos sea demostrativo ya que ello los marcará en el futuro

Una experta recomienda que el amor que den los adultos a sus hijos sea demostrativo ya que ello los marcará en el futuro

Uno de los secretos es encontrar un patrón afectivo en las preferencias de nuestros hijos, para repetirlo, eso parte muy importante del vínculo entre padres e hijos

Napsix

Napsix

El amor demostrado por los hijos sea de la manera que fuese, según los expertos, destacan que el lenguaje amoroso de los hijos tiene que ver con una profunda y auténtica conexión con las personas importantes de su vida, su madre, su padre y las personas más cercanas a ellos, y es el resultado de la crianza de los adultos.

Cuando los padres, madres y personas cercanas a los niños, se comportan de una manera más dura minimizan las posibilidades de que los niños expresen abiertamente sus sentimientos de amor, rompiendo la conexión. Por ello hay que profundizar las relaciones con los hijos, porque serán también un reflejo de lo que serán de adultos.

Los hijos amorosos llevan una vida rodeada de adultos que van despacio, que ofrecen su atención, que tienen tacto para hablar, que se encuentran en el momento presente, que están con ellos y que les expresan su amor. Así lo detalla la doctora Laura Froyen, consultora de crianza con sede en Wisconsin y fundadora de la comunidad de crianza equilibrada.

"Pon tu curiosidad en ellos y observa cómo expresan amor a los demás", sugiere Marcie Beigel, especialista en comportamiento. ¿Llegan corriendo y te dan un abrazo cada mañana o quieren sentarse en tu regazo para contar historias cada noche?. Pon atención en esto, el contacto físico afectivo podría ser su lenguaje amoroso.

"Si les gusta llevarle un regalo a sus madres después de la salida con su abuela, como hojas o flores, los regalos pueden ser su idioma", afirma la especialista.

Descubrir el lenguaje amoroso de tu hijo va más allá de las palabras de afirmación. Lo que se define como comunicación no verbal, que también es muy importante de fomentar, los lenguajes amorosos casi siempre implican principalmente comunicación no verbal.

Debes prestar atención si tu hijo tiene actos de servicio, los hijos hacen cosas para ayudar a otra persona. Los niños prefieren este lenguaje amoroso y pueden verlo cuando sus cuidadores o maestros los ayudan a atarse los zapatos o cepillarse los dientes. También están los niños que prefieren los abrazos. Tomarlos de la mano, podría llevar a los niños a que se identifiquen con este lenguaje de amor.

Imagen: Ser Padres

Los niños no tienen un lenguaje amoroso definido cuando son bebés y hasta los 5 años de vida dicen los expertos. Todo lo que tú hagas por y con ellos en esos años los marcará para el resto de sus vidas.

Imagen: Babysitio

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?