Resiliente: el gran Anthony Hopkins revela como fue su dura infancia

Resiliente: el gran Anthony Hopkins revela como fue su dura infancia

A sus 82 años sigue trabajando con el mismo entusiasmo que cuando comenzó.

Napsix

Napsix

Philip Anthony Hopkins nació en Gales Reino Unido el es un actor, compositor, director, productor, dibujante, escritor, músico y pintor británico y estadounidense por adopción, mas conocido como Anthony Hopkins. lo que podríamos llamar un hombre completo y que no se ha privado de hacer todo lo que le gusta en la vida.


En  1999 Anthony Hopkins estaba listo para dejar la actuación después de interpretar su exigente papel principal en Titus. “En ese momento, pensé que era lo indicado y estuve decidido a hacerlo”, cuenta. A lo que luego agrega: “Sentía que ese algo de seguridad que uno puede sentir se iba desvaneciendo por estar entrando en una etapa nueva de mi vida. Pero de repente comencé a recordar pasajes de mi infancia y el sufrimiento tan grande que vivió Europa en la Segunda Guerra Mundial, tras ver un documental del tema en la televisión. Y eso fue como un signo del destino que me recordó que esto, la actuación, era mi propósito en la vida. Eso me mantuvo siempre ligado a la vida artística, de una forma u otra y, bueno, aquí seguimos”.


Pudimos verlo interpretando a Benedicto 16° en la película “Los dos Papas” en un personaje magistral junto con su paisano galés Jonathan Pryce como el Papa Francisco. Con anterioridad vimos al aterrador Hannibal Lecter interpretado magistralmente por Hopkins en “El silencio de los inocentes”.


Este año 2021 pudimos verlo recibiendo su premio Oscar a mejor actor por su interpretación en la película “The Father”. Ya sean dramas, epopeyas históricas o historias de suspenso –que incluyen a aterradores asesinos en serie–, Anthony Hopkins demostró, desde hace décadas, que es uno de los mejores actores de todos los tiempos.


El actor cuenta en una entrevista:  “Nací justo antes de la Segunda Guerra Mundial y recuerdo los últimos años de la guerra, aunque no sufrimos mucho. Pero las ciudades alrededor fueron bombardeadas, y luego vino la depresión después de la guerra. Pero salimos adelante. Además, mi padre fue un hombre duro, sobre todo porque se sentía frustrado que en mi niñez no fui un buen estudiante. Así que él me enseñó a ser duro, por eso sé cómo ser fuerte, cómo ser como una piedra, porque es parte de mi naturaleza, y no hubiera sido actor si no fuera por eso. Para ser considerado un actor de carrera, uno tiene que ser fuerte, o simplemente no sobrevives en este negocio”.


A los 17 años descubrió la actuación y así fue haciendo carrera en el teatro inglés actuando en grandes obras de teatro. Su vida actoral funcionaba muy bien pero en su vida personal no pasaba lo mismo, sumido en el alcohol, abandonó a su primera esposa, Petronella Barker, y para completar, abandonó la producción de la clásica obra "Macbeth". Al mudarse a Los Ángeles, en 1974, Hopkins dejó de beber dos días antes de cumplir 38 años y se convirtió en miembro de por vida de Alcohólicos Anónimos, donde ha logrado mantenerse sobrio desde entonces.  En cuanto a su vida sentimental, se ha casado tres veces: primero con Petronella Barker, después con Jennifer Lynton, y desde el 2003, con la colombiana Stella Arroyave.


A la pregunta del entrevistador de cuál es su método para la actuación Anthony responde: “A algunas personas les gusta meterse en un armario y convertirse en el personaje. Yo no puedo hacer eso, porque me gusta tomar un café y divertirme y reír. Entonces, soy muy distante. Aprendo las líneas, eso es lo que hago, aprendo las líneas a fondo para que estén en mí y las repaso muchas, muchas veces. Y cuando voy al set es como jugar al tenis, no hay que estar tenso. Lo que pasa con la actuación es que hay que estar relajado, y hablo de estar relajado físicamente para que las palabras salgan”.


Ante la pregunta sobre si el actor  es un buen pintor responde: “Bueno, viviendo aquí en California tengo mucho tiempo, porque trabajo como actor, pero la verdad tengo mucho tiempo libre. Vivo en Malibú y tengo un estudio que construí en el que tengo lienzos y mucho equipamiento: pinceles, espátulas y bolígrafos. Hago estilo libre y no tengo formación académica, pero entro allí y pienso bien y dibujo. Pueden meterme en la cárcel si no les gusta [risas], pero la gente compra las obras”.

Imagen: El País


Cuando  le preguntan por su esposa colombiana Anthony Hopkins comenta: “Ha sido una gran experiencia vivir con ella. No me puedo quejar, es una gran mujer. Ella proviene de la ciudad de Cali y llegó a los Estados Unidos cuando tenía cuatro años de edad, y creció en el área de Nueva Jersey. La conocí en una tienda de antigüedades en Los Ángeles en el año 2000, donde yo estaba preguntando por un artículo cuando de repente apareció una mujer muy bella que se acercó y me dio un gran abrazo. Fue muy espontánea y me pareció una mujer interesante. Aunque yo acababa de divorciarme, no quería estar en una relación nuevamente, pero le pedí su número de teléfono y nos volvimos amigos. La llamé varias veces para saludarla y un día me decidí a invitarla a cenar. Luego pasaron tres años y nos casamos el primero de marzo del 2003”.

Imagen: Vanity Fair


 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?