Cómo lavar y quitar el olor a las almohadas

Cómo lavar y quitar el olor a las almohadas

Es muy importante que las almohadas mantengan su limpieza y higiene. Con sencillos trucos puedes blanquearlas y quitarles el mal olor sin esfuerzo.

Napsix

Cambiar las sábanas de la cama y airear el colchón no es suficiente para mantener el dormitorio limpio. Es que, la mayoría de las personas olvidan cuán importante es lavar e higienizar las almohadas para que estas no se conviertan en una fuente de alergias y bacterias.

Las fibras de las que están hechas las almohadas y el calor y humedad que al dormir le traspasamos no solo hacen que estas se llenen de olor y manchas, sino que también otorgan un lugar ideal para la proliferación de alérgenos. Por eso su cuidado es indispensable para mantenernos saludables.

Sin importar el material del que estén hecha, cualquier tipo de almohada puede ser lavada en lavarropa o a mano, hay recetas caseras y muy económicas que servirán para este fin.

Fuente: Get Lavado

Bicarbonato de sodio

Según un estudio de la Universidad de Iowa, el bicarbonato tiene una gran capacidad antibacteriana además de ser un potente blanqueador. Esto lo convierte en un gran aliado para tus quehaceres domésticos.

Incorporar 8 cucharadas de bicarbonato y media taza de vinagre durante el lavado bastará para que queden limpias, blancas y desinfectadas. Es importante que las almohadas sean secadas al sol y no guarden humedad.

En caso de que sean de pluma, se puede agregar dos pelotas de tenis a la lavadora para impedir que el relleno se apelmace. Durante el periodo de secado se debe rotar refluentemente para mejorar la distribución uniforme.

Foto: Mejor con Salud

 Jugo de limón

El jugo de cítricos ha demostrado tener una capacidad antimicrobiana importante, según detalló un estudio de la Universidad de Benín, de Nigeria.

Esta receta es mejor para el lavado a mano y se requiere en jugo de 10 limones y 2 litros de agua caliente. Es importante dejar en remojo la almohada al menos 2 horas y luego estrujarla y secarla al sol. Esto hará que no quede ningún rastro de alérgenos y los olores desaparezcan.

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?