Razones por las que es bueno tener un perro en la familia

Razones por las que es bueno tener un perro en la familia

Niños más fuerte y sanos tanto físicamente como mentalmente.

Napsix

Napsix

El perro es la mejor compañía para cualquiera persona ya que estos animalitos se encargan  de brindar todo el amor y cariño que sus dueños necesitan. La población mundial estimada de perros se encuentra entre 700 millones y 987 millones. Esto se debe a que no todos tienen la suerte de ser adoptados por una familia amorosa. No obstante, un can es probablemente lo mejor que le pude suceder a una familia ya que estos ayudan a la unión y salud intrafamiliar.

En cuanto a perros se trata hay canes de  ​tamaños, forma y pelajes muy diversos según la raza. Esto demuestra que hay un perro ideal para cada familia. Una mascota de este tipo, en un hogar, puede ayudar a que hermanos crezcan  más unidos. Esto se debe a que los niños y juegan juntos con el perrito, y también porque comparten las responsabilidades de su cuidado y alimentación.

Por otro lado, es sabido que los niños que crecen junto a un perro  tienden a ser más fuertes y resistentes en cuanto a alergias y enfermedades. Esto es debido a que al convivir con canes, los infantes son menos propensos a contraer eccemas. Esto es  dermatitis eccematosa, lo cual conlleva a un conjunto de afecciones dermatológicas, caracterizadas por presentar lesiones inflamatorias tales como: eritema, vesículas, pápulas y exudación. Según un estudio de la Facultad de medicina en la Universidad de Cincinnati, los niños que crecen con un perro y tienen alergia a estos, son cuatro veces menos propensos a tener eccema.

Otro gran beneficio de la convivencia entre perros y niños se relaciona con su psicología y ayuda emocional. Se ha demostrado que crecer con un can ayuda a los niños a aprender habilidades sociales, controlar sus impulsos, e incluso a mejorar su autoestima. Es decir, crea en los niños mejores habilidades para socializar y les otorga cierta seguridad emocional en cuanto a su autoestima. Esto se debe a que  estas mascotas están siempre contentos de ver a sus dueños llegar a casa  generando un sentimiento de aprecio.

Imagen: RedCanina

Por último, aquellos infantes que se crían junto a un perro, crecen aprendiendo a tener ciertas responsabilidades ya que se convierten en el encargado  de cuidar cada día a su mascota. Por otro lado es muy beneficioso para los bebés el estar cerca de este tipo de mascotas  porque estar en contacto con los gérmenes, aumenta el fortalecimiento del  sistema inmunológico de los bebés para prevenir las enfermedades respiratorias e infecciones. Finalmente, el tener un perro es también una gran ventaja para los adultos en cuanto a salud cardiovascular ya que estar cerca de un can puede disminuir el estrés, la presión arterial y la frecuencia cardíaca, lo que lleva a un corazón más sano y a una vida más saludable.

Imagen: Revista Cabal

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?