Asombroso, conoce cómo limpiar la campana extractora de la cocina y quitarle la grasa

Asombroso, conoce cómo limpiar la campana extractora de la cocina y quitarle la grasa

Descubre cómo hacer para que la campana de la cocina quede impecable con unos consejos muy simples

Napsix

Napsix

Limpiar la casa implica hacer foco en diferentes sectores y elementos. Un modo de organizarse es repasar diariamente algunos sectores como el baño, y dejar para la limpieza periódica otros como los electrodomésticos, las cortinas o, en el caso de la cocina, la campana extractora que sin darnos cuenta y poco a poco, suele acumular grasa. Conoce como dejarla impecable con unos sencillos consejos.

Asear el hogar requiere de atender a diferentes zonas y elementos. Para ello, existen múltiples productos en el mercado, pero estos no suelen ser amigables con el medioambiente e incluso muchas veces no producen el efecto requerido. Para esto, puedes aplicar diferentes métodos caseros para limpiar la casa.

La campana extractora quedará impecable con estos consejos
Fuente: Pexels

En el caso de la campana extractora de la cocina, muchas veces no reparamos en que es un elemento que no solo acumula la suciedad propia del ambiente, sino que con el tiempo va sumando grasa, que queda atrapada en las rejillas y que queda imperceptible para nosotros. Igualmente, esa suciedad está allí. Esto no solo es poco higiénico, sino que a largo plazo puede afectar su funcionamiento.

Para limpiarla, es posible implementar unos consejos muy sencillos que podrás llevar adelante en pocos minutos. El primer paso, será desmontar las rejillas de tu campana tal como lo indica el fabricante en su manual de uso.

Una vez que tengas afuera esos filtros, intenta limpiar y sacar con una servilleta de papel el exceso de grasa. Luego, sumérgelos en un recipiente que contenga dos litros de agua, 250 mililitros de vinagre de limpieza, dos cucharadas de bicarbonato y unas gotas de zumo de limón. En el caso de que tengas en casa un desengrasante casero, entonces puedes aplicarlo directamente.

El bicarbonato y el limón son excelentes agentes limpiadores
Fuente: Pixabay

Mientras esto actúa durante algunos minutos, puedes limpiar el resto de la campana, aquella parte que no es desmontable. Para eso, utiliza un paño humedecido con agua y unas gotas de vinagre y pásalo sobre la superficie de manera de quitar las marcas.

Transcurridos diez minutos, quita las rejillas del preparado. Podrás ver cómo la grasa se ha ido al fondo. Un último consejo es que antes de colocarlas nuevamente en su lugar, las limpies con esponja y detergente y enjuaga con abundante agua. Finalmente, seca y vuelve a ubicarlas en su sector.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?