Almuerzo ligero: cocina unas sabrosas albóndigas de berenjena y queso con tomate ¡rico y saludable!

Almuerzo ligero: cocina unas sabrosas albóndigas de berenjena y queso con tomate ¡rico y saludable!

Estas albóndigas de berenjena y queso con tomate son la tapa vegetariana perfecta.

Napsix

Napsix

Sin nada de carne y con una base ideal a base de verduras conseguiremos cuidarnos y disfrutar. La berenjena es una de las verduras con menos grasas que existe un básico perfecto que puede convertirse en un fondo perfecto para cualquier tapa.

El pan rallado y el huevo le darán la consistencia que necesita este bocado lleno de buenas sensaciones. Para acompañar estas exquisitas albóndigas vegetarianas haremos una sencilla salsa de tomate repleta de color y alegría. Toma nota de una receta sencilla, deliciosa, lista en 15 minutos.

Ingredientes:

  • 2 berenjenas
  • 2 diente de ajo
  • 2 huevos
  • 60 gr queso rallado
  • 100 cc salsa de tomate
  • 200 gr de Pan rallado
  • 40 gr de harina
  • 150 cc aceite
  • Sal a gusto
  • Pimienta a gusto
  • Perejil a gusto

Procedimiento:

Nos ponemos manos a la obra con las berenjenas, el vegetal perfecto de estas albóndigas. Las lavas bien, seca y unta con un buen chorrito de aceite de oliva. Vas a asar estas berenjenas al horno a 180º.

Tardarán unos 20 minutos en estar perfectas. Espera a que se enfríen para pelarlas y quedarnos con su pula que será la encargada de darnos ese sabor característico que unas exquisitas albóndigas vegetarianas nos ofrecen.

Para darle sabor a esta pulpa de albóndigas que tienes lista, le pones los dos dientes de ajo pelado y cortados muy finitos.

Continúa con esta masa vegetariana añadiendo el queso rallado y la harina, de esta manera consigues tener una base casi perfecta.

Salpimentar al gusto y le das un poco de color con el perejil picado. Tendrás las albóndigas listas para la acción.

Añade el huevo y el pan rallado para rebozarlas. En una sartén con un chorrito de aceite cocina las albóndigas.

Cuando estén listas, las retiray escurre. Mientras vas a hacer una salsa de tomate casera, de no tener tiempo, simplemente calienta unas cucharadas de esta salsa.

Hacer la salsa de tomate en casa es sencillo. Pela y corta dos tomates, le quitas las semillas. En una sartén con aceite fríe los tomates. Rectifica su acidez con un poquito de azúcar, salpimentamos al gusto.

Con la salsa preparada incorpora las albóndigas. Sirve con un poco de pan y una cerveza muy fría para disfrutar de una tapa vegetariana casera de las que hacen historia.

Si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas nos puedes contactar a cocinamosjuntos@napsix.com Te contestaremos a la brevedad! 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?