Secuestró a su hija, la violó durante 19 años y tuvo 9 hijos: lo condenaron

El caso conmocionó a Estados Unidos. La Justicia condenó al abusador a cadena perpetua. Los ataques comenzaron cuando la víctima tenía 13 años.

Redacción MDZ

Rosalynn estuvo secuestrada 19 años.

Un hombre, Henri Michelle Piette, que había secuestrado a su propia hija y la había violado durante 19 años fue condenado hoy a cadena perpetua por la justicia de Estados Unidos. El atacante había tenido 9 hijos con su víctima.

En 2016, Rosalynn McGinnis se animó a escapar del domicilio en donde ambos vivían, en México. Tras denunciarlo e iniciar una causa en su contra, la joven de 31 años decidió salir del anonimato y dar una entrevista televisa para que se conociera su terrorífica historia.

El portal TN.com.ar contó que en la entrevista, Rosalynn indicó que "si miro atrás y veo lo que me ocurrió, ni siquiera entiendo cómo alguien puede hacerle algo así a una nena. Lo que él me hizo a mí".

Su tortura se desencadenó cuando su mamá, víctima de violencia de género, decidió separarse de Piette en 1997. En ese entonces, la pareja vivía en la ciudad de Poteau, en Oklahoma. Enojado por la situación, el hombre quiso vengarse de su expareja y llevó adelante un plan para capturar a la hija de la mujer. Un día, apareció en su escuela y se la llevó. Rosalynn tenía 12 años.

Para evitar ser localizado por las autoridades del FBI, Piette se fue mudando por diferentes ciudades del país. Un año después de secuestrar a la nena, la obligó a casarse con él en una ceremonia ilegal. Desde entonces, sometió a la chica a todo tipo de abusos. "Estaba asustada y tan confundida, ni siquiera sabía lo que estaba pasando", detalló la joven en el especial.

La Justicia comprobó que durante estas dos décadas, Rosalynn estuvo secuestrada en Texas, Montana, Idaho, Nueva México y Arizona. Hasta en un momento regresaron a Oklahoma, en donde el hombre la obligó a escribir cartas para que la policía dejara de buscarla.

"La víctima sufrió horribles abusos por parte del acusado. Su coraje le permitió escapar y rescatar a sus niños y permitió a los investigadores y a los fiscales buscar justicia para ella", exclamó tras la sentencia Brian J. Kuester, fiscal del caso. "Sé que este veredicto no puede curar las innumerables heridas infligidas, pero debería evitar que haya más daño", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?