"Muestren corazón": Niña en EEUU llora y suplica tras redada contra inmigrantes

"Muestren corazón": Niña en EEUU llora y suplica tras redada contra inmigrantes

Agentes de migración de EE.UU. arrestaron a cerca de 680 inmigrantes en siete plantas procesadoras de alimentos.&nbsp;<br>

Tras las redadas en Misisipi del pasado miércoles, en las que agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas de EE.UU. (ICE) arrestaron a unos 680 inmigrantes en siete plantas procesadoras de alimentos, Magdalena Gómez Gregorio, de 11 años, suplicó entre lágrimas la liberación de su padre.

"Gobierno, por favor, muestra algo de corazón, deja que mi padre sea libre con todos los demás, por favor", pidió la niña entre sollozos. "Necesito a mi papá. Mi papá no hizo nada, no es un criminal", decía Magdalena junto a un gimnasio comunitario en Forest, donde fueron trasladados varios niños cuyos padres habían sido detenidos.

"Estas personas hispanas no están haciendo nada malo. No están robando nada", continuó la menor.

El padre de Gómez Gregorio era uno de los cientos de inmigrantes indocumentados, principalmente de origen latino, detenidos por los agentes durante la mayor redada de inmigración a nivel de un estado en la historia de EE.UU. y una de las mayores de la última década a nivel nacional.

"Estoy llorando por mi papá. Muchos niños están llorando y sus esposas… Sus maridos están fuera porque el ICE los agarró. No puedo hacer nada, pero por favor abran las puertas para los padres. Están atrapados en la cárcel", rogó la niña.

Magdalena explicó que su padre" le compraba todo" para que ella pudiera vivir en EE.UU. y ahora ni siquiera sabe dónde va a comer.

Un total de 600 agentes participaron en la operación, en la que rodearon varias plantas de diferentes empresas para evitar que los trabajadores se dieran a la fuga. Las autoridades pidieron el documento de identidad a los trabajadores y dejaron salir de las instalaciones a los que tenían sus papeles en regla. Acto seguido escoltaron a los detenidos a varios autobuses mientras los familiares se despedían de ellos.

Muchas familias resultaron separadas y los niños puestos bajo custodia policial ya que, en algunos casos, carecían de otro tutor legal. 

RT

¿Querés recibir notificaciones de alertas?