Beber agua en botellas impacta 1.400 veces peor en el mundo que hacerlo de un grifo

Beber agua en botellas impacta 1.400 veces peor en el mundo que hacerlo de un grifo

El ecosistema se ve 1.400 veces más impactado si el agua que bebemos ha sido embotellada por una industria. Así lo revela una investigación científica. Si los 1,6 millones de habitantes de Barcelona tomaran únicamente agua embotellada, cada año, se perderían 1,43 especies de los ecosistemas.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Sabido es que, en los últimos tiempos, el consumo de agua en botellas ha crecido considerablemente a nivel mundial. Se trata de un fenómeno que acusa situaciones diversas, como la falta de acceso al vital líquido, la contaminación de las fuentes naturales, o "el hecho de creer que la embotellada es de mejor calidad que la provista por vías convencionales", publica la agencia Rt

Al respecto, un grupo de expertos de España realizó una comparación de los impactos en la salud y también en el medio ambiente, por el consumo de agua embotellada en Barcelona frente a otras dos opciones: consumir agua filtrada del grifo o beberla directamente de la canilla.  

Según revelaron los especialistas en un estudio publicado por Science of the Total Environment, los impactos en el ambiente y en la salud de la población son evaluados de manera independiente. Así, desarrollaron una nueva metodología que combina elementos de un enfoque llamado análisis del ciclo de la vida, que es útil para medir las consecuencias en el ecosistema, con la evaluación de impacto en la salud poblacional. 

Impacto medioambiental 

Tras calcular el daño medioambiental y los impactos en la salud de los seres humanos derivados del proceso del embotellamiento, los científicos hallaron que si toda la población de Barcelonacalculada en 2020 en 1,6 millones de habitantes, tomara agua de botellas, causaría la pérdida de 1,43 especies cada año y tendría un costo de producción cercano a 83,9 millones de dólares. 

Los expertos indican que estas cifras representan un impacto medioambiental unas 1.400 veces superior en comparación con el escenario hipotético que plantearon. 

"El mayor impacto en el medio ambiente del agua embotellada se atribuyó al elevado consumo de materiales y energía necesarios para la producción de agua embotellada en comparación con el agua del grifo", revelaron los científicos en la publicación. 

El agua de grifo es mejor 

Ahora bien, es verdad que el agua del grifo contiene sustancias químicas llamadas trihalometanos, elemento usado durante la potabilización, que ha sido vinculado con el cáncer de vejiga, pero este se encuentra en concentraciones mínimas que no representan una significativa amenaza para la gente. 

Si Barcelona bebiera únicamente agua de grifo, el número total de años de vida perdidos allí aumentaría a 309 años, o el equivalente a una media de 2 horas de esperanza de vida perdida si se repartiese por igual entre todos los residentes. De agregarse un filtro, "ese riesgo se reduciría aún más, hasta 36 años". 

Cathryn Tonne, una de las investigadoras a cargo, es tajante: "Nuestros resultados demuestran que, teniendo en cuenta tanto los efectos medioambientales como los sanitarios, el agua del grifo es una mejor opción que el agua embotellada, ya que esta genera una mayor variedad de impactos".  

ScienceoftheTotalEnvironment, Rt, Idescat.cat. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?