Desabastecimiento mundial: qué escasea en los países de Latinoamérica

Desabastecimiento mundial: qué escasea en los países de Latinoamérica

Importaciones para Argentina, fertilizantes para Brasil, chips semiconductores para Chile, falta de buques para exportar el café de Colombia. América Latina empieza a sentir los efectos de la crisis global de suministros.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Latinoamérica empieza a sentir los efectos de la crisis global de suministros, si bien no es una situación crítica como en Estados Unidos, donde peligra la navidad.

Los suministros en los países de América Latina comienza a escasear y surge una preocupación en los gobiernos ya que la región es importadora y depende del comercio mundial. 

Con menos restricciones a la movilidad y la actividad económica, la demanda de bienes y servicios ha experimentado un crecimiento repentino lo que ha generado que los fabricantes y transportistas no han sido capaces de dar respuesta, lo que generó escasez en todo el mundo, pero sobre todo en Asia y Estados Unidos.

Argentina

La escasez ha afectado a las bodegas, las automotrices, los fabricantes de electrónica, de calzado y maquinaria agrícola.

Marcelo Elizondo, analista económico internacional y presidente del capítulo argentino de la International Chamber of Commerce, indicó que las más afectadas son las pymes.

La menor oferta de fletes y los mayores precios de transporte implica un "agravamiento" de los problemas para importar en el país, donde las licencias y las divisas ya están restringidas, dijo Elizondo. 

Si Argentina tiene "incrementos de salida de dólares" porque tiene que pagar el encarecimiento de los servicios de logística, "habrá un impacto cambiario", explicó.

Además, agrego que esto podría forzar a que el Gobierno "apriete aún más fuerte las importaciones" y que la economía, que en 2020 cumplió tres años en recesión, "no se pueda recuperar".

Los fletes marinos también afectan a las exportaciones, ya que el país no puede enviar sus productos al continente asiático, el mercado continental más importante para Argentina, lo que para Elizondo puede hacer que el país sudamericano "pierda rentabilidad".

Brasil

La mayor economía de Latinoamérica también sufre el colapso de los puertos asiáticos, ya que no puede exportar sus alimentos y tampoco puede importar los fertilizantes chinos para la agroindustria. 

También se ve afectado por los embargos impuestos por varios países a Bielorrusia, uno de los mayores exportadores de potasio, materia prima esencial para los fertilizantes, señaló Luis Eduardo Rangel, asesor especial del Ministerio de Agricultura y Pecuaria.

Aunque los análisis "no indican una crisis inmediata", el efecto se podría sentir en la cosecha 2021-2022, por lo que Brasil está cerrando contratos con otros proveedores para prevenir una posible escasez, subrayó Rangel.

El Frente Parlamentario de la Agropecuaria explicó que la crisis de los contenedores tuvo un impacto negativo de 1000 millones de dólares en las exportaciones agrícolas entre mayo y agosto. 

"La crisis se va a normalizar en un año y medio máximo y entonces van a sobrar contenedores", explicó Roberto Gusmao, presidente del Puerto de Suapé. 

En algunas ciudades han comenzado a escasear juguetes chinos y las múltiples fábricas de automóviles han tenido que retrasar sus operaciones.

México

La escasez de chips semiconductores ha golpeado a la industria automotriz mexicana, el principal componente del PBI industrial, los especialistas explican que esto generó la caída del 0,2% del PBI entre julio y septiembre. 

"Somos muy vulnerables, pues muchos productos los importamos, no solamente de China, sino también de Estados Unidos", dijo Pablo López Sarabia, profesor del Tecnológico de Monterrey.

Además del sector automotriz, también se ve golpeado el comercio al por menor y hay cierta carencia de productos que tuvieron una alta demanda en la pandemia, como las bicicletas.

El banco central de México atribuye a estos factores una parte del aumento de la inflación, que es el 6% en lo que va del año.

"Los estudios señalan que las cadenas de suministro no se van a recuperar seguramente hasta casi finales de 2022, que se empiecen a normalizar", advirtió López Sarabia.

Chile

En Chile la presión no se centra en la disponibilidad de los productos, sino en los inventarios y los tiempos de espera, sobre todo en los bienes no perecederos, indicó el gerente de Estudios de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), George Lever.

"Hay un encarecimiento muy fuerte en toda la cadena de suministro, desde los insumos productivos hasta el histórico aumento en el costo de fletes marítimos", alertó.

Esto provocó un fuerte aumento de precios en segmentos como alta tecnología, muebles, automóviles, herramientas eléctricas, equipo de sonidos y microondas. 

Colombia 

El pueblo colombiano podrá tener problemas para encontrar productos navideños, juguetes o licores, productos electrónicos y electrodomésticos. Pero lo que más se va a sentir es el aumento de los precios.

"La escasez ayuda al aumento de los precios, pero el mayor impacto está en los costos logísticos que han subido de manera extraordinaria", dijo el presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Colombia (Analdex), Javier Díaz.

Un contenedor que traía bienes y servicios de China, tenía un costo de 2.200 dólares, hoy cuesta entre 20.000 y 30.000. "Los costos se han multiplicado por 10 y eso no lo va a asumir el vendedor", afirmó.

"Apenas somos el 4 % del negocio de las navieras, no somos prioritarios. Por lo menos durante todo el 2022 vamos a tener esta logística complicada y altos costos", explicó. 

La congestión en los puertos de Estados Unidos ha perjudicado las exportaciones por lo que muchas operaciones, principalmente de café y azúcar, fueron trasladadas a Cartagena, en el Caribe "para tratar de cumplir con los compromisos", precisó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?