Un ciberdelito que creció más del doble durante la pandemia y afecta a niños, niñas y adolescentes

Un ciberdelito que creció más del doble durante la pandemia y afecta a niños, niñas y adolescentes

La digitalización de nuestras vidas trajo consigo la profundización de algunos modelos delictivos. En Argentina la edad de acceso al primer dispositivo son los 9 años. Esto los hace especialmente vulnerables al ciberacoso de adultos que los engañan. Para combatir el grooming hay mucho por hacer.

Victoria Chales

Victoria Chales

Uno de los ciberdelitos que creció a más del doble durante la pandemia es el grooming. Esto consiste en la acción deliberada de un adulto, varón o mujer, de acosar a una niña, niño o adolescente a través de un medio digital que permita la interacción entre dos o más personas como las redes sociales, mail, mensajería instantánea o juegos online.

Desde la ONG Grooming Argentina (GA) se vienen desarrollando acciones para prevenir y combatir estos ciberdelitos. Esta semana firmaron acuerdos con las autoridades mendocinas para lanzar una campaña en los colectivos y otras actividades en las escuelas.

Según Unicef y Google en Argentina se accede a los 9 años al primer dispositivo.

En No cantes victoria dialogamos con Hernán Navarro, presidente de la ONG Grooming Argentina. "Este delito aumentó más del doble en el transcurso de la pandemia". Hay que tener en cuenta que "cuando un caso sucede, llegamos tarde como sociedad", por eso la organización está trabajando fuertemente en la prevención tanto en el país como en la región.

En el pasado día de las infancias se lanzó una campaña de comunicación desde GA sobre la manera en que llegan las pantallas a las manos de los niños. "Las pantallas no son juguetes", fue el slogan con el que se trabajó sobre la idea de cómo y en qué momento de sus vidas los niños, niñas y adolescentes acceden a la "pantalla propia". En nuestro país según un relevamiento que realizó Google y Unicef reciben su primer dispositivo a los 9 años. "Se emancipa digitalmente -explicó Navarro- de sus padres a los 9 asumiendo una responsabilidad que no tiene la capacidad para afrontar ni para administrar".

En esa dirección, Navarro plantea que "la educación es central desde un primer momento" para la prevención del grooming. Por eso en Mendoza, la ONG se reunió con el director general de escuelas, José Thomas, para avanzar en esa institución con acciones preventivas. "Esto supone un verdadero desafío para los docentes" ya que se hace imperioso "el incorporar recursos y herramientas que nos permitan también sentirnos útiles para guiar, acompañar y proteger a los niños". Ese camino hacia la alfabetización digital "lo entendió Thomas y rápidamente se pusieron de acuerdo en un plan ambicioso de formación docente en una primera instancia", señaló Navarro.

En el ámbito educativo, el grooming podría ser fácilmente un contenido asimilable a la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) sancionada 15 años atrás. Hernán Navarro dirige una Diplomatura sobre esta normativa en la Universidad de Santiago del Estero y además de considerar que en términos técnicos se trata de una legislación de excelencia, apuntó que "cuando se aprobó en el 2006 aún no existía Facebook en Argentina que desembarca entre el 2007 y 2009. No existían las redes sociales en nuestro país. Por eso GA intenta imprimir en el marco de la ESI un nuevo eje relacionado con la perspectiva digital atentos a que los niños cada vez en edades más prematuras tienen acceso a las tecnologías".

Denunciar es fundamental

Otro de los acuerdos firmados por Grooming Argentina en Mendoza fue con AUTAM (Asociación Unida de Transporte Automotor Mendoza) por el que se plotearon las unidades con una campaña dirigida a la prevención pero también a que se denuncie más este delito.

"Van a circular por el Gran Mendoza colectivos ploteados con una imagen de impacto que invite a reflexionar sobre ´si sabés con quién hablás realmente´ donde se ve un niño con una imagen de adulto detrás". A su vez se está invitando a través del hashtag "denunciemos el grooming" a que la sociedad denuncie este delito que lamentablemente en todo el país "aún habita en la cifra negra ya que por distintas variables no llegan a la órbita de la Justicia".

Por otra parte, el vicegobernador Mario Abed firmó un convenio para avanzar en la sensibilización y luego capacitación de legisladores y de la sociedad en general alrededor de la temática del grooming.

Algunas claves para entender cómo funciona el grooming

A pesar de que se cree que uno tiene el control sobre qué consumen los niños y adolescentes a través de un dispositivo, lo cierto es que rara vez lo saben ellos mismos. La interacción con desconocidos que gozan del anonimato puede exponerlos a verdaderos "predadores". Cuando esto ocurre, si el adulto se entera suele tener una reacción emocional que lo lleva a "convertirse en un agente provocador intentando saber quién es esa persona, dónde vive para ir a buscarlo. Por lo que se ven muchos padres que terminan imputados por ir al encuentro de ese desconocido que acosaba a su hijo o hija". En este punto "es importante que no intervengan sino que le den lugar a la Justicia".

Si estamos frente a un ciberacoso hay que "copiar las url de los perfiles y realizar capturas de pantalla porque eso puede sumar mucho a la investigación para encontrar al groomer", explicó Navarro. Actualmente hay a disposición una aplicación gratuita para los dos sistemas operativos a través de la cual se puede denunciar que se llama GAPP. "Esto permite avanzar rápidamente en una denuncia. Nosotros articulamos con la policía federal en todo el territorio nacional y el caso se judicializa en minutos".

Aunque parezca que no es tan frecuente que los niños hablen con desconocidos, lo cierto es que en un relevamiento que hicieron desde la ONG los resultados mostraron que 6 de cada diez niños, niñas y adolescentes hablan con personas que no conocen a través de internet. Así también se pudo saber que el 50% fue agregado de manera compulsiva por WhatsApp. "El delito migró entre un 60 o un 70% a las plataformas de juegos en línea y de allí el primer lugar adónde el delincuente migra para evadir los observadores que allí existen es WhatsApp".

Por eso se mudan rápidamente al servicio de mensajería una vez que lograron su confianza o simplemente envían a una lista de la que sólo filtran aquellos números con imagen de perfil que pueda ser de un menor. "Cuando el delincuente ve una imagen que puede ser un niño, ahí ataca. Por eso es vital que se configuren las cuentas con la opción de que sólo los contactos puedan ver la imagen de perfil".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?