A punto de jubilarse, un profesor se reinventó para enseñar carpintería a sus alumnos

A punto de jubilarse, un profesor se reinventó para enseñar carpintería a sus alumnos

Sergio Robledo, profesor de carpintería en el CCT Alfonsina Storni de La Paz habló con MDZ Radio y comentó cuáles fueron los principales desafíos durante este periodo.

MDZ Radio

MDZ Radio

El año que pasó planteó desafíos para todo el mundo. En el caso de los docentes, debieron reformular su trabajo completamente y diseñar estrategias novedosas en tiempo récord para poder garantizar el derecho a la educación de sus estudiantes. La inspiradora historia de vida de hoy es la de un profesor de Carpintería que a punto de jubilarse tuvo que reinventarse para seguir motivando a sus alumnos.

En aquel camino de reinvención están  tuvieron que hacer un esfuerzo extra sin duda fueron los Centros de Capacitación para el Trabajo (CCT), que enseñan oficios y que vieron truncadas las prácticas profesionalizantes. Para conocer cómo lograron salir airosos, MDZ Radio se comunicó con Sergio Robledo, profesor de carpintería en el CCT Alfonsina Storni de La Paz.

En relación a los desafíos que planteó la pandemia de coronavirus, Robledo destacó las dificultades en la comunicación como consecuencia de la virtualidad.

“Tuvimos que reinventarnos”, asumió. “Tengo cierta edad, estoy cerca de jubilarme y con la tecnología tenía un problema personal, así que con la ayuda de mi familia y colegas tuve que comenzar a usarla para comunicarme y para mandar apuntes y material para trabajar”, relató.

En esto destacó la importancia de la formación constante en su labor. “Nuestra directora siempre apostó a la capacitación permanente para poder estar a la altura de las circunstancias. Así que gracias a eso y a cursos de ‘TICS en la educación’ me ayudó mucho para mantener el contacto con los alumnos”. “Fue bastante novedoso, porque nunca pensé que esto podría pasar”, lanzó.

El asunto más difícil fue llegar a su grupo de estudiantes para motivarlos a continuar. Es que como consecuencia de la falta de acceso a dispositivos móviles, muchos se vieron obligados a abandonar. “Para ellos también fue un choque muy grande”, comentó a MDZ.

Fotografías de algunos de los trabajos que Sergio Robledo envió a MDZ Radio.

Es que concretamente en su materia, carpintería, el aprendizaje es manual o artesanal, por lo que la práctica presencial resulta fundamental. En tal sentido, ponderó el esfuerzo de sus alumnos que a pesar de las dificultades lograron superarse y “hacer cosas maravillosas”.

“La mayoría se mantuvo en contacto y pudo desarrollar los aprendizajes prioritarios. Lo hicimos a través de internet y después los llevamos a cabo a principio de año. Desarrollaron trabajos muy bonitos que realmente me han sorprendido. Estoy agradecido con mis alumnos”, resaltó.

En relación a estos últimos destacó que a los CCT asisten personas de diferentes edades y el intercambio es enriquecedor. “Aprendemos más los profesores que los alumnos, nos enseñan de la vida”, dijo en homenaje a sus estudiantes.

Es que estos no solo asisten a los centros educativos a formarse por placer, sino que también permiten una rápida salida laboral. “Hay quienes quieren aprender un oficio ya sea para ayudar a la entrada económica de la familia o para desarrollar proyectos individuales”, sumó el profesor de carpintería.

En esto, finalizó explicando que la formación en los CCT permite no solo crear emprendimientos personales, sino también sumarse a equipos de trabajo de los más diversos rubros. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?