Argentina, en los primeros puestos de un terrible ranking latinoamericano

Argentina, en los primeros puestos de un terrible ranking latinoamericano

Los datos de UNICEF muestran a Argentina peor que la lamentable media regional. En América Latina y el Caribe tres de cada diez niños y adolescentes tienen sobrepeso por malnutrición. La publicidad engañosa y las etiquetas ilegibles hacen urgente que la Ley de etiquetado frontal se apruebe.

Victoria Chales

Victoria Chales

En América Latina y el Caribe, al menos 3 de cada 10 niños y adolescentes entre los 5 y 19 años, de tienen sobrepeso, una condición que aumentó en los últimos años y mucho más durante la pandemia según alertó UNICEF. Durante el año pasado en la región el 7,5% de menores de 5 años vivían con sobrepeso, por encima del porcentaje del promedio a nivel mundial (5,7%), según estimaciones de Unicef, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial. Sobre esta alarmante situación Argentina muestra números aún peores con 4 de cada diez niños y adolescentes con sobrepeso por malnutrición. En este contexto la Ley de etiquetado frontal de alimentos está cerca de perder estado parlamentario y quedar en nada.

Andrea Graciano, Consultora en Nutrición de UNICEF Argentina explicó en "No Cantes Victoria" cómo se fue desarrollando esta patología que cuando se manifiesta a tan temprana edad generalmente los acompaña de por vida. "Los valores de prevalencia de malnutrición por exceso de peso a nivel de América Latina, pero los valores de Argentina son aún más alarmantes ya que dan cuenta que cuatro de cada diez niños, niñas y adolescentes tiene sobrepeso".

No se trata de "comer demás" sino de la calidad de los alimentos que se consumen y cómo llegan a las manos de esos niños. "Es la consecuencia de algunos cambios en nuestros hábitos alimentarios que viene desde hace un tiempo y se profundizó en los últimos años con una alta presencia de alimentos y bebidas envasados con exceso de grasas, azúcares y sodio que favorecen el sobrepeso".

"Esta transformación de nuestros patrones alimentarios que han desplazado los alimentos frescos, caseros y saludables para reemplazarlos por estos productos ultra procesados tienen una característica y es que son fuertemente publicitados. La industria tiene un batallón de estrategias de mercadeo que se dirigen especialmente a niños pequeños que son los más vulnerables a esas estrategias".

La ley de etiquetado frontal prohíbe la publicidad engañosa en los alimentos para niños.

¿Cómo nos convencen de que son alimentos saludables cuando no lo son?

Un ejemplo de las estrategias de marketing que se utilizan para seducir a los más pequeños es "el uso de personajes animados o dibujitos en los envases o los protagonistas de las películas de moda, la entrega de regalos y la posibilidad de participar en concursos o ganar premios". Por otra parte también hay una información dirigida hacia los padres como "la presencia de ciertas alegaciones nutricionales como que el producto es rico en vitamina C o en fibras que hace creer que son opciones saludables o nutritivas".

En algunos casos son niños y niñas la puerta de entrada de estos productos al hogar ya que a veces "en los puntos de compra -continuó Graciano- se produce lo que se llama ´efecto fastidio´ que es frente a la insistencia del ´mamá comprame ´, es muy difícil decir que no". 

Los alimentos procesados se reconocen fácil porque tienen más de cinco ingredientes.

Tips para reconocer los alimentos que son verdaderamente saludables

Muchas veces no es tan fácil reconocer los alimentos saludables. La consultora en Nutrición en UNICEF hizo algunas recomendaciones en ese sentido. Por empezar "los alimentos frescos siempre son mejor alternativa que los envasados". Ahora bien si la opción es comprar envasados, "se debe mirar la lista de ingredientes". La información nutricional en Argentina es obligatoria aunque "es difícil de entender". Sin embargo una regla simple es saber que "si tiene 5 o más ingredientes estamos frente a un alimento ultra procesado, es decir un producto que en línea general tienen nutrientes críticos y exceso de aditivos alimentarios que se desaconsejan en especial en las infancias en particular". 

¿Qué contienen los productos "light"?

En ocasiones la etiqueta de "light" en algunos productos puede crear un efecto o percepción confusa sobre ese alimento. "Aunque a veces entendemos que esto significa que es bajo en calorías" lo cierto es que muchas veces un producto puede ser light porque es bajo en sodio. Lo que es peor aún es que aunque diga que es bajo en sodio, puede tener exceso del mismo sólo que es menos que la versión original".

En octubre del 2020 la Ley de etiquetado frontal obtuvo media sanción en el Senado de la Nación. Actualmente está en diputados aunque si no deciden tratarlo en un mes perderá estado parlamentario. Desde UNICEF están promoviendo se apruebe esta legislación que expone en etiquetas octogonales frontales la información nutricional de manera legible y clara. El proyecto se basa en los "mejores estándares internacionales basada en información científica libre de conflictos de interés" argumentó Graciano. Además tiene una respuesta notable en los lugares dónde se ha implementado. "Los países como Chile o México que tienen este tipo de normativas, la industria alimentaria se adaptó y mejoró la oferta de sus productos. A su vez más del 90% de los consumidores valora esta información y la tiene en cuenta a la hora de tomar decisiones".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?