El Cambio Climático hace crecer el riesgo financiero

El Cambio Climático hace crecer el riesgo financiero

Si el objetivo es "rescatar al mundo" del Cambio Climático, el esfuerzo debe venir de todas partes. Las empresas que no inviertan en sostenibilidad quedarán pronto fuera del mercado. La banca puede financiar esas grandes cifras no sólo porque es un gran negocio, sino el único posible.

Victoria Chales

Victoria Chales

En estos días la agenda ambientalista ha estado más presente que nunca. No sólo desde que las Naciones Unidas presentaron en su informe un estado de situación a nivel global en muchos aspectos irreversible, sino también porque EEUU con Joe Biden como presidente retomó los compromisos del Acuerdo de París. Asimismo Alberto Fernández hizo algunas declaraciones complejas frente a la Cumbre Latinoamericana sobre Cambio Climático sobre los canjes de deuda por acción climática son una de las claves para salir de la crisis generalizada. A pesar de que las entidades financieras parecen lejanas a temas como el Cambio Climático, lo cierto es que son actores fundamentales en los objetivos de conversión a la sustentabilidad de cualquier empresa o actividad económica ya que la inversión es grande, pero no hacerla es quedar afuera.

Dialogamos con Julián Costábile, director de sustentabilidad de SMS Latinoamérica en No cantes victoria sobre el papel de la banca en el camino de cambio que se propone el mundo. "Estamos enfrentando una crisis con el Cambio Climático (CC) y esto lo vamos a tener que resolver. Para eso hay que cambiar formas de producir, de transportar cosas, de generar negocios y actividades públicas o privadas".

"Si queremos cumplir con las obligaciones que nos impone el Acuerdo de París hay que bajar las emisiones de carbono. Para ello hay que cambiar tecnología en muchos sectores industriales, pasar los vehículos a eléctricos, tener más energías renovables, reciclar muchísimos productos", etc.

Para realizar todas estas modificaciones, "las empresas van a tener que invertir muchísimo para cambiar sus equipos, su tecnología y capacitarse". "En Europa se habla de bajar un 40% la emisión de gases de efecto invernadero para 2030. Para eso cualquier empresa que quiera sumarse va a tener que invertir y esos montos necesitarán de financiamiento. Allí está el lugar que la banca tiene en el CC".

Resulta imperioso para cumplir con el objetivo de reducción de emisión de carbono la suplantación de tecnología basada en combustibles fósiles. Esto para muchos será un giro de 180 grados y una enorme reestructuración financiera para lograrlo.

Por su parte, el negocio para las entidades financieras sigue siendo el mismo. Se ofrecen créditos para que las empresas puedan desarrollar sus inversiones y ellos reciben los intereses. Lo que sucede es que el mundo de los negocios está cambiando y quienes no se sumen a la sustentabilidad pronto verán que sus empresas se tornan inviables.

Los bancos o entidades financieras "hoy tienen la oportunidad de otorgar crédito a actividades más sostenibles, pero aparte una necesidad porque los clientes que estén invirtiendo en tecnología vieja en aquellos sectores que emiten muchos gases de efecto invernadero son negocios que se van a hacer inviables por lo que van a tener problemas en pagar sus créditos" sentenció Costábile.

¿Se puede canjear deuda con el FMI por acciones de cuidado ambiental?

Hay un debate en el mundo sobre la participación que cada país tiene sobre la emisión de gases de efecto invernadero. No se trata sólo del actual sino también del acumulado. "Por ejemplo la revolución industrial empezó mucho antes en Inglaterra que en China, por lo que si bien China emite más en el acumulado en el tiempo Inglaterra lo sobrepasa". Ahora bien en ese debate sobre qué país emite más gases hoy y en lo acumulado, "los países de América Latina entran a jugar -continuó Costábile- de una manera muy particular. Son emisores de gases de efecto invernadero y tiene mucho que reducir, pero a la vez tienen mucho de las reservas de bosques que capturan esos gases. Hay ahí una discusión política y estratégica muy fuerte que hoy Brasil está teniendo sobre la preservación de sus bosques para la compensación de las emisiones de otros países".

Según explica el especialista había un mecanismo que no terminó "de tomar envión" que era el certificado de compensación de emisión por el cual "si un país compensa las emisiones de otro puede emitirse ese comprobante y cobrar por eso". "Esto se formuló como protocolo en Kyoto y luego en París se reforzó y sirve mucho para apoyar proyectos de pequeña escala y más vulnerables" opinó Costábile.

Los bancos tiene un rol de empezar a pensar en su estrategia. "Aunque tengan un programa de RSE (Responsabilidad Social Empresaria) financiando una ONG que planta árboles o que reciclen su papel, el rol de los bancos tiene que ser más central y mirar sobre su cartera de clientes a quién le están prestando. Por eso hoy los bancos están empezando a entender que ya no es parte de su RSE sino que tiene que ser parte de su estrategia de negocios".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?