Cómo influyen las fake news en el proceso electoral

Cómo influyen las fake news en el proceso electoral

Entre un título y otro hay mucha diferencia. Uno dice la verdad y otro miente. Actualmente las fake news y la polarización social se retroalimentan. Cuando la verdad es aquello que yo poseo y el otro no, las campañas de desinformación crecen sin límites y el derecho al voto informado se pierde.

Victoria Chales

Victoria Chales

En un año de elecciones se debe estar atento a cualquier tipo de estrategia en pos de los resultados. No sería posible decir "todo vale", pero casi. Las campañas de desinformación crecen a medida que la contienda sube su temperatura. No hay tuit o foto que no sea magnificada en infinidad de titulares no del todo ciertos cuando lo que se pretende es ganar votos. Sin embargo en un estudio de CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento) advierten que el impacto de las fake news en el electorado no se traduce en sufragios. La principal consecuencia de las noticias engañosas son la polarización de la sociedad y la desinformación. En ello se pierde ese derecho invaluable a realizar un voto informado.

En base al informe realizado por CIPPEC " Elecciones 2021 en Argentina. Los desafíos de la desinformación a la integridad democrática" dialogamos en No cantes victoria con Manuel Bertazzo, analista del programa de Instituciones Políticas del Centro. "La desinformación es la propagación deliberada de una información falsa para dañar un adversario". No se trata de un fenómeno nuevo en la política, pero la forma en la que como sociedad se usa las redes sociales "supone un cambio en el impacto y el alcance de este tipo de problemas".

Durante el 2020 se realizó un estudio sobre cómo los partidos políticos y las agrupaciones se estaban adaptando a la pandemia y lo que se pudo ver en ese relevamiento fue que la reacción fue hacer un uso mucho más intensivo de las principales herramientas digitales para comunicarse con el electorado. "La desinformación tiene efectos profundos sobre nuestras democracias. Por un lado, afecta a la integridad del debate público al generar desconfianza sobre los procesos y las instituciones. Y por otro, contribuye a la polarización".

¿Las redes sociales crean o profundizan la polarización social?

En una sociedad agrietada históricamente como es Argentina, no podría culparse a Marc Zuckerberg del nivel de enemistad que se vive actualmente. Vale destacar que no es propio ni de nuestro país, ni de nuestra época. Lo que sucede es que actualmente la producción y reproducción de la información tiene una velocidad mayor y un volumen inconmensurable. Por lo que resulta fácil en una "burbuja" regulada por aquello a lo que damos click que sólo recibamos datos afines a nuestros gustos y creencias.

Por su parte, Bertazzo destaca que "las sociedades más polarizadas son terrenos fértiles para que las campañas de desinformación se reproduzcan".

La Infodemia como se denominó el año pasado a la problemática de la desinformación en términos globales supuso un desafío yuxtapuesto a la pandemia de coronavirus. De hecho las noticias falsas son un obstáculo a la hora de combatir el covid-19. Aunque los usurarios tenemos un lugar en todo esto, no son los únicos actores involucrados. En este sentido, el informe de CIPPEC destaca la importancia que tienen los líderes políticos a la hora "de generar y desarticular también las campañas de desinformación". Casos como la elección de Trump en Estados Unidos en 2016 y la de Bolsonaro en Brasil en 2018 alertan sobre la seriedad del tema debido a su impacto sobre el debate público y la confianza en los procesos electorales.

En la Argentina, los informes de la Cámara Nacional Electoral desde 2017 señalan la actividad de trolls y cuentas falsas de redes sociales en el contexto pre-electoral. Durante la elección presidencial de 2019 se identificaron contenidos falsos que incluían tanto ataques a los adversarios en forma directa como también contra las instituciones electorales, con denuncias de fraude electoral. 

¿Cómo se combaten las fake news?

La Cámara Nacional Electoral (CNE) tiene en su sitio web disponible declaraciones partidarias sobre el gasto en campaña. "En las elecciones presidenciales de 2019 el gasto declarado para el rubro propaganda en Internet y redes sociales fue el de mayor incidencia dentro de todos los declarados por publicidad de los partidos políticos llegando incluso a un 40%".

A pesar del incremento en la inversión de los partidos en marketing digital, desde CIPPEC aclaran que "no hay evidencia contundente para afirmar que estas campañas tienen un efecto en el electorado y se traducen en votos". La explicación, señala Bertazzo tiene que ver con que la gente ya tiene su voto decidido por lo que difícilmente "sea captado" por alguna estrategia dirigida a sumar electores.

En los últimos años se implementaron en nuestro país acciones que involucraron a múltiples actores para combatir el fenómeno de la desinformación, y preservar la integridad de la democracia argentina. "Celebramos -continuó Bertazzo- la firma durante la campaña del 2019 de un Compromiso Ético Digital entre la Justicia Electoral, las principales plataformas de internet y los partidos políticos para priorizar la difusión de información electoral oficial es un ejemplo de ello".

A los usuarios de las redes sociales y de internet en general, el analista recomendó seguir algunos pasos como estudiar la fuente, leer más allá de titulares impactantes, preguntar a un experto o consultar otras informaciones adicionales sobre el mismo tema, entre otros consejos.

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?