Las claves de la combinación de vacunas: ¿cómo será en Argentina?

Las claves de la combinación de vacunas: ¿cómo será en Argentina?

La posibilidad de recibir vacunas de dos laboratorios distintos despierta inquietudes entre la gente. Lejos de lo que pudiera pensarse, todas las "marcas" disponibles en Argentina pueden mezclarse aunque sean desarrollos de plataformas diferentes. Buscan cubrir más personas con esquemas completos.

Victoria Chales

Victoria Chales

La campaña de vacunación en Argentina está cerca de dar un giro. La aparición de cientos de casos de la variante delta (Córdoba, Salta y CABA) en nuestro país han acentuado la urgencia por completar el esquema de vacunación sobre la mayor cantidad de población posible antes que haya transmisión comunitaria y la situación se desborde nuevamente.

Los estudios sobre la combinación de vacunas podrían arrojar resultados hacia el final de la semana según adelantó Fernán Quirós, ministro de Salud del Gobierno porteño. Aparentemente sería una solución no sólo para completar y aumentar la cobertura frente a la variante más contagiosa, sino que será de mucha utilidad si en los próximos meses se resuelve un refuerzo (tercera dosis) como ya sucede en otros países.

En No cantes victoria, por MDZ Radio, hablamos con Guillermo Docena, Investigador Conicet, profesor de Inmunología y responsable del desarrollo de la vacuna ArgenVac. "En principio se pueden combinar todas las vacunas, inclusive ha funcionado mejor cuando se han combinado plataformas distintas. Esto lo han reflejado los estudios que se realizaron en Europa donde combinan AstraZeneca que es de vectores virales de adenovirus y Pfizer que es ARN (ácido ribonucleico) o AstraZeneca y Moderna que son ARN. Estas son de plataformas distintas y arrojaron muy buenos resultados por eso se planteó en Argentina combinar todas las vacunas que tenemos".

Los estudios sobre combinación de vacunas son positivos.

En Argentina hay disponibles antídotos de dos plataformas, lo que es" vectores virales con AstraZeneca y Sputnik" y la que es "de Sinopharm con virus completo". A estas opciones "se agregó Moderna que se puede dar de segunda dosis".

El inmunólogo es muchas veces consultado por personas que viajan para completar su vacunación. En ese sentido aclaró que "las más incompatibles son el que recibió Sputnik V primera dosis aquí en Argentina y se va afuera a recibir la de Jansen (Johnson y Johnson). O Sputnik los dos componentes y en otro lugar en el exterior reciben Cansino".

¿Qué resultado muestran los ensayos de combinación de vacunas?

"Lo que hemos estado viendo en provincia de Buenos Aires es que todos los resultados de toxicidad y seguridad indican que todas estas combinaciones es posible hacerlas sin riesgo". Se trata de un ensayo que está coordinando el Ministerio de Salud de Nación. En Buenos aires se está realizando en seis hospitales.

"En La Plata hay cuatro y otros dos en AMBA (Área Metropolitana de Buenos aires). Y después los análisis de la respuesta inmune tanto anticuerpos como inmunidad celular se hacen en cuatro laboratorios. Uno en la Facultad de Ciencias exactas en La Plata, otro en la Facultad de Medicina de la UBA (Universidad de Buenos aires), en la Fundación Leloir y en el Instituto de Biología Molecular (Ibyme). Después están las provincias de Córdoba, San Luis y La Rioja dónde también se realizan los estudios".

Las distintas vacunas podrían combinarse.

Aunque la combinación de vacunas puede parecer nuevo y por tanto arriesgado, el especialista comenta que de hecho es un procedimiento que se utiliza sobre "la influenza" o en la base del antídoto ruso, podemos decir que la primera y segunda dosis de la Sputnik V son dos vacunas distintas. A pesar de que hace un tiempo desde Rusia informaron de la eficacia de mezclar Sputnik y AstraZeneca, se hacen nuevos estudios porque cada población puede reaccionar de forma distinta.

Por otra parte, no se necesita una "segunda" autorización para la combinación de antídotos cuando cada uno de los desarrollos fue aprobado individualmente. Es decir que como las vacunas  que se aplican en Argentina ya gozan del "visto bueno" de la Anmat que es la autoridad competente, no es necesario que se realice ningún otro procedimiento burocrático para combinarlas. Docena señala que entonces cada año se debería someter a escrutinio la vacuna de la influenza que no es en rigor la misma. "Cuando se van a utilizar medicamentos autorizados es el Ministerio de Salud de la Nación quien se hace responsable de la mezcla porque es quien decide qué vacunas se usan, cuáles se traen y de qué manera.

Las vacunas de Moderna, además, son pediátricas.

Cuando se empezó a estudiar la posibilidad de recibir una primera dosis de un antídoto y la segunda de otro tuvo varios motivos. Por una parte, la falta de vacunas para completar el esquema y hacer frente a variantes más contagiosas como la Delta es fundamental. Pero tal como algunos países como Alemania ya tienen decidido arrancar en septiembre, si hiciera falta colocar una tercera, es decir un refuerzo, la combinación es muy importante.

Por eso aunque los contratos son confidenciales y el inmunólogo reconoce "no saber la letra chica" consideró que esta posibilidad "debe estar contemplada porque sino deberán realizarse las negociaciones nuevamente el próximo año". Con la desigualdad en el acceso al antídoto que hay entre los países, si todo tuviera que ser de un mismo laboratorio "encontraríamos a algunos que reclamarían la tercera dosis frente a otros que aún no han sido vacunados". Docena apuntó que "es una manera de independizarse de la provisión de un solo laboratorio".

La urgencia de avanzar en estos estudios que según Fernán Quirós, ministro de Salud del Gobierno porteño, tendrán resultados entre jueves y viernes radica en que "se puedan completar los esquemas de aquellas personas que recibieron la Sputnik V y se obtenga una mayor protección frente a la inminente propagación de la variante delta".

Test de covid

"Con una sola dosis cualquier vacuna tiene una eficacia bastante baja para evitar la enfermedad sintomática. Aunque sí protegen del desarrollo de un cuadro severo con neumonía y hospitalización". En este último caso "estamos entre un 60 y un 80% de cobertura mientras que al desarrollo de síntomas un 30%". Mientras que con un esquema completo la protección incluso frente a la variante delta es entre 80 y 90%.

Para retrasar la transmisión comunitaria de variantes más contagiosas es muy importante que los cuidados personales persistan. "Esto genera un tiempo más para aplicar las segundas dosis". De todas maneras, el responsable de Argenvac aseguró que en "diez o quince días más se estarán aplicando las vacunas ya combinadas". A partir de allí generar o intensificar la protección es "mucho más rápido que con la primera ya que no serán dos semanas sino una para que la cobertura comience a tener efecto".

¿Hará falta una tercera dosis de refuerzo?

En Alemania se anunció que a partir de septiembre se aplicará una tercera dosis de refuerzo sobre la población más vulnerable y aquella que esté más expuesta. A pesar de que en Argentina aún no terminamos el esquema de inmunización, cabe preguntarse si hará falta o no una tercera inoculación. El inmunólogo señala que "si una vacuna no brinda una protección de al menos un año, es mala". Sin embargo el cuestionamiento debiera rondar sobre "cuál sería el refuerzo a aplicarse". Hay que tener en cuenta que la variante original de Wuhan ya no está circulando por lo que "el refuerzo tiene más sentido si es una vacuna adaptada a la variante delta" y a las mutaciones que puedan surgir. 

La campaña de vacunación sigue avanzando.

¿El rebrote en China del coronavirus puede ser el principio de otra ola?

Cuando a fines del 2019 la pandemia era un titular pequeño de "algo" que sucedía en China, nadie advertía la magnitud del asunto. Hace unos días un fuerte rebrote en el gigante asiático trajo la sensación de un "déjà vu" en el que todo comienza nuevamente. Sin embargo el inmunólogo explica que sería muy difícil que se diera esa situación. Por un lado los asiáticos tienen muy en claro que apenas sucede el aumento de casos aplican un régimen estricto de confinamiento para controlarlo. "La gente acata porque tampoco les queda otro por el tipo de gobierno que tienen".

Por otra parte "la cantidad de población mundial que ya está vacunada impediría que se propague de la misma forma que lo hizo antes". Por esta razón el investigador no se muestra preocupado por la variante delta que ya recorre el mundo. "Lo que hay que evitar a toda costa es que siga mutando en base a nuevos bolsones de transmisiones como fueron India y Brasil. Al haberse controlado estos países dónde habían 200 mil o 300 mil casos por día es muy difícil que aparezcan nuevas variantes".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?