La estrategia electoral de Cristina Fernández de Kirchner que desplazó a Máximo Kirchner

La estrategia electoral de Cristina Fernández de Kirchner que desplazó a Máximo Kirchner

Con el cierre de listas en la provincia de Buenos Aires, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, demostró que no cederá su liderazgo político ni siquiera a La Cámpora, agrupación política que lidera su hijo Máximo Kirchner.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El analista político Daniel Bilotta se refirió en MDZ Radio al cierre de listas e hizo hincapié en la provincia de Buenos Aires, uno de los distritos electorales más importantes del país. En su columna, dijo que Cristina Fernández de Kirchner no le concedió liderazgo ni siquiera a su hijo, Máximo Kirchner, porque La Cámpora consiguió únicamente 2 legisladores.

Aquí los puntos más importantes de su columna:

En provincia de Buenos Aires la gran ganadora es Cristina Fernández de Kirchner, quien ha armado esa lista a su medida. La Cámpora, que todos considerábamos la fuerza más importante dentro del kirchnerismo, solo consigue 2 candidatos en condiciones de ingresar: Alonso y el concejal de Tandil. Después, dentro de los primeros 20 candidatos, la gran mayoría responden a Cristina Fernández de Kirchner.

¿Por qué es así? Uno imagina que Cristina Fernández de Kirchner, en una crisis sin precedentes, se reserva para sí el lugar que le dan los votos y es la líder de todo este proceso. Pero insisto en que Máximo Kirchner, aún con aspiraciones de ser gobernador en la provincia de Buenos Aires, solo consigue 2 lugares en la lista. Un cierre de lista extraño y que demuestra que Cristina no está dispuesta a concederle ni siquiera a La Cámpora la posibilidad de liderar este proceso.

¿Sergio Massa fue castigado?

En 2012 Sergio Massa se enfrentó a Cristina Kirchner. Se unieron nuevamente en 2018.

Muchas veces se califica a Cristina Fernández de Kirchner como alguien rencoroso, cargado de odio. Yo tengo la impresión de que Cristina más que castigar a Sergio Massa intenta ponerlo en justo valor y no olvidar el vínculo que tuvo en su momento con él. Repasemos: en 2012 Massa rompió con el Frente para la Victoria, con eso evitó que Cristina gane en 2015 cuando se suponía que si ella se imponía iba a perseguir la reelección. Pero Massa fue más lejos e insinuó en algún momento no solo una competencia, sino que con ese afán, prometió la cárcel para Cristina, Máximo y Florencia Kirchner.

Yo creo que más que rencor, Cristina tiene memoria y debe plantearse: "Si alguna vez Massa creyó que era importante que yo estuviera presa, ¿por qué no volvería a pensarlo?" o bien, "¿habrá cambiado de opinión?" Me parece que eso juega muy fuerte para que Sergio Massa no tenga una representación muy importante en las listas.

Pero también hay que recordar que en 2017 en la provincia de Buenos Aires Massa no tuvo un gran desempeño con un país, estuvo por debajo del 10% de los votos, lo que derivó que en muchas secciones electorales de la provincia no pueda retener la representación que ya tenía de diputados y senadores provinciales. Así que me parece que Cristina Fernández de Kirchner hace un juego de delicado equilibrio. Sumándole además que tal vez no es la persona más feliz del acuerdo que tienen sellado Sergio Massa y su hijo Máximo Kirchner para ver si controlan la provincia de Buenos Aires.

Por otra parte, Alberto Fernández se negó a que Santiago Cafiero sea el primer candidato a diputado nacional en la boleta de la provincia de Buenos Aires y paga el costo por evitar que Cristina lo lleve. ¿Cómo paga ese costo? Hasta ahora con que la única candidata que representa fielmente a Alberto Fernández en las listas es Victoria Tolosa Paz., porque me cuesta considerar a Daniel Arroyo en el mismo plano, ya que él antes de 2019 no tenía un vínculo aceitado con el actual Presidente.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?