Por qué una jubilación temprana no es recomendable

Por qué una jubilación temprana no es recomendable

Un retiro temprano es algo que muchos imaginan como ideal y a eso apunta principalmente el “Movimiento FIRE”. De qué se trata y por qué no es recomendado según los especialistas.

MDZ Radio

MDZ Radio

El “Movimiento FIRE”  es una tendencia que propone trabajar y ahorrar intensamente durante la juventud para luego invertir ese dinero y generar un capital que permita una jubilación temprana o no necesitar ingresos fijos a una determinada edad. Por sus siglas “Financial Independence, Retire Early”, es decir “Independencia financiera, retiro anticipado”, se perfila como un ideal. Sin embargo no es tan así y de hecho puede ser un perjuicio.

Adrian Gilabert, experto en transformación organizacional y autor de “El trabajo ha muerto”, asegura que esta tendencia no es lo sugerido, ya que de alguna manera imita una postura común. Según dijo en MDZ Radio, comúnmente “la jubilación supone que nos sacrificamos toda la vida para poder descansar cuando tenemos 65 o 70 años”. De este modo, “es como que pasaríamos a vivir después de retirarse”.

En tal sentido, el especialista señaló que en “este movimiento hay un tema muy mecanicista en el cual ‘me esfuerzo y me olvido de todo para enfocarme solo en el dinero’”. Al igual que la otra filosofía, “siempre sacrificamos una parte de la vida para poder tener otra”.

El movimiento Fire supone que viviremos los años suficientes para disfrutar una jubilación temprana.

De tal manera, “esto es poco probable porque supone que la vida es predecible y no lo es”. “Suponemos que siempre mantendremos el empleo, que siempre venderemos mucho o que viviremos hasta los 80 años”, ejemplificó.

En conclusión, Gilabert sugirió que “es más importante encontrar un propósito que pensar en retirarse”. Por lo que es necesario definir “lo que uno quiere en su vida”. "Se necesita un equilibrio. Poner el foco en el dinero no te lo garantiza y tenerlo no garantiza que seas un ser humano sintiente”, sumó.

“Tenemos que sacarle la carga negativa al trabajo y encontrar la plenitud”, comentó el autor de “El trabajo ha muerto”. “Eso se logra al definir un propósito que sea capaz de integrar lo material, lo emocional, lo espiritual y lo abstracto”.

Y para finalizar, puntualizó que el Movimiento FIRE es poco recomendable ya que más que pensar en un retiro, hay que analizar lo anterior. “La vida tiene sorpresas y es impredecible".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?